Despertador Online

de

del

Locales


10 noviembre, 2013

Aumentan peligrosamente los accidentes de tránsito en Lavalle

  •   Por El Despertador

           

No es menor lo que está sucediendo en el departamento, en relación al aumento de los accidentes de tránsito. En ese sentido, las dos últimas muertes que se sucedieron en el departamento, muestran un estado de alerta para la población en general y para las autoridades en particular.

auto en jocolí

Accidente en Jocolí, año 2008

 

Según los números de la Policía departamental, en Lavalle se producen hoy día, alrededor de 36 accidentes por mes, teniendo en cuenta, Jocolí, la zona de Villa Tulumaya y alrededores y Costa de Araujo y alrededores, de los cuales, un tercio, tienen lesiones.
En la zona oeste del departamento, que incluye Villa Tulumaya, Alto del Olvido, La Pega, El Chical, Las Violetas, y 3 de Mayo, se produjeron en el mes de octubre 12 accidentes de tránsito, de los cuales 8 fueron con algún tipo de lesión.
Calles peligrosas 
En el último tiempo se fueron tomando medidas desde el ejecutivo departamental, como la instalación de semáforos, la corrección de rotondas y el trazado correcto de las mismas, pero cada vez hay más calles peligrosas.
Dorrego es sinónimo de una de ellas. Los dos últimos accidentes que terminaron con la vida de un peatón y de un motociclista dan cuenta de ello.
Aumento
Con un parque automotor, que ha aumentado en forma exponencial en los últimos 3 años, (el 100% según números de las autoridades policiales), el problema del tránsito, ha dejado de ser un problema de las grandes urbes, para convertirse en un problema cotidiano de nuestro departamento.
¿Y la cultura?
En ese sentido, es de esperar medidas urgentes de las autoridades departamentales, más allá de lo que haga la propia policía, que a veces se ve desbordada por esta situación, en la que están en juego muchas cosas. En primer lugar, cierta cultura de la sociedad lavallina, que tiende a aceptar ciertas prácticas como si fueran naturales: el uso de los celulares es una de ellas. Vemos cotidianamente, desde funcionarios hasta profesionales, hablar cándidamente por celular con las ventanillas bajas, sin ningún tipo de inconveniente. Lo hacen algunos remiseros también. Y lo peor es que se hace, sin ningún tipo de remordimiento.
Está claro, que se pueden tomar decenas de medidas al respecto, pero es indudable que la más importante de ellas, es tomar conciencia. Y en ese sentido, el sector político juega un rol clave en esta historia. Tienen que tomar decisiones, y no pueden esperar demasiado.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias