Despertador Online

de

del

Internacionales


15 noviembre, 2013

Espiados todo el tiempo: ¿Sabes como usuario qué se hace con tu información?

  •   Por Franco D´Amelio

           

Informes desarrollados por Google y otros colosos de internet muestran que en los últimos años se han triplicado los pedidos de información de sus usuarios por parte de los Estados.

 

espiando

Informes desarrollados por Google y otros colosos de internet muestran que en los últimos años se han triplicado los pedidos de información de sus usuarios por parte de los Estados. Desconfianzas y fraudes de las grandes empresas que dicen resguardar los datos de quienes en ellas confían.

Recientemente la empresa de servicios de internet y afines Google Inc. publicó su informe de transparencia semestral en el cual da a conocer al público la cantidad de solicitudes de los Estados (ya sea mediante Poderes Ejecutivos, Judiciales, policiales, etc) pidiendo develar o remover información sobre aquellos que utilizan sus servicios.

Según dicho informe que se encuentra  disponible para todo público en la página de Google (http://www.google.com/transparencyreport/userdatarequests/) las solicitudes se han triplicado en los últimos tres años. El país que más requerimientos realizó fue EEUU con un total de 10.918 en el primer semestre de 2013.

En el caso de Argentina durante la primera mitad de este año se realizaron 114 sobre 132 cuentas ya que en algunos casos el gobierno argentino pedía información sobre más de una cuenta de la misma persona según las estadísticas mostradas en el sitio antes nombrado.

Google no es la única empresa sujeta a los pedidos gubernamentales sino que comparte esta fructífera tarea con otros grandes de Internet como Yahoo, Facebook, Apple, Youtube (propiedad de Google) entre otras.

Estas empresas se excusan afirmando que no son responsables de brindar ciertas informaciones ya que están obligadas por ley y aseveran que los gobiernos no tienen acceso directo a los datos, como en el caso de Google que excusa “Según la Ley de Privacidad en las Comunicaciones Electrónicas (ECPA) 18 U.S.C., artículo 2709, el FBI puede buscar “el nombre, la dirección, la duración del servicio y los registros de facturación locales y de larga distancia” de un abonado a un servicio de cable o de comunicaciones electrónicas. El FBI no puede utilizar la Carta de Seguridad Nacional para obtener otros datos de Google, como contenido de Gmail, consultas de búsqueda, videos de YouTube o direcciones IP del usuario”.

Sin embargo en el año 2010 esta misma corporación informática recibió denuncias del Centro de Información sobre Privacidad Electrónica  (EPIC por sus siglas en inglés) por violación de la ley federal de protección del usuario que rige en su país de origen (EEUU). Esto fue ante el lanzamiento de una red social propia de Google que había tomado los contactos de Gmail de sus usuarios y los había hecho públicos sin consultarles a sus usuarios por lo cual Marc Rotenberg el director ejecutivo de EPIC  declaró: “Esto es una golpe significativo a las expectativas de privacidad que tienen los usuarios. A Google no le debería estar permitido aprovechar la información personal de los usuarios para crear una red social que ellos no han pedido” según informó el sitio periodístico  lavanguardia.com.

A esto se le sumó el escándalo acontecido a partir de las revelaciones de Edward Snowden, un ex agente de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA), sobre el programa informático PRISM. Éste es un software que recopila y clasifica las comunicaciones tanto de mensajería de las principales empresas (todas las anteriores además de Skype y otras), de las comunicaciones por telefonía celular y fija de prácticamente todo el mundo.PRISM; prism; NSA; nsa;

Cuando esto fue hecho público muchos políticos, entre esos nuestra presidenta y su gabinete, descubrieron que el gobierno de Estados Unidos estaba espiando sus comunicaciones por medio de la sustracción de información de las grandes corporaciones informáticas y comunicacionales.

Quizás muchos recuerden que en la última cumbre de la ONU en el citado país del norte la mandataria de Brasil Dilma Roussef le pidió a Obama explicaciones públicamente por lo acontecido ya que además de espiarla a ella “por motivos de seguridad” también se intervino a la empresa petrolífera PETROBRAS (algo injustificable desde el punto de vista de la seguridad de un Estado).

Dilma; Brasil; Obama; NSA; PETROBRAS;

Al momento del furor por estos sistemas de espionaje globales la credibilidad de las empresas  informáticas en cuanto al manejo de los datos de los usuarios se puso en duda y por ello Google y Facebook entre otras declararon que “desconocían del programa PRISM”. Sin embargo el diario estadounidense The Guardian publicó que en un documento filtrado de la NSA decía que dicho programa funcionaba “con la ayuda de proveedores de comunicaciones en los EEUU”.  (http://www.theguardian.com/world/2013/jun/07/google-facebook-prism-surveillance-program)

th

Ante estas situaciones y especialmente ante los datos suministrados por el informe de Google sobre la triplicación de las solicitudes gubernamentales para otorgar información de sus usuarios en los últimos años, se le consultó a Martín Vargas, Lic. en Informática y desarrollo de software y también Técnico en redes y telecomunicaciones sobre el tema.

Vargas, quien además se desempeña como profesor del Instituto Tecnológico Universitario, afirmó: “Esto no es algo nuevo, se hace desde hace muchos años. Los sitios como Google aunque cambien las reglas de usabilidad estafan a la gente que ya usaba el servicio. Imagínate primero te digo ‘usalo es gratis’ y cuando se vuelve una necesidad de vida…luego cambio las reglas de juego y te digo ‘yo te avisé’. Yo esto lo considero un fraude…”. Y agregó: “…gobiernos es un término muy amplio, el poder judicial es parte de un gobiernos pero un estado ejecutivo lo puede usar para espiar opositores políticos…”

Cuando se le consultó al Lic. Vargas si los usuarios tienen conciencia sobre estos usos que se le dan a su información, él respondió: “Lo resumiría diciendo la información da poder, y el que la posee debe tener responsabilidad civil y moral. Un niño de 7 años que busca en Google para hacer la tarea ese no puede ser responsable, el adulto tiene responsabilidad pero no siempre lo hace de manera consciente. ‘Es gratis y qué me van a espiar a mí’ , este es el dicho popular”.

Finalmente se le preguntó si existe algo que se pueda hacer como usuario para combatir estas prácticas  o si simplemente hay que optar por “desconectarse”;  él afirmó: “Sí claro que se puede. Te regaló está frase: ‘los derechos no se obtienen porque sí, los derechos se luchan’… Para mi opinión hay que ganar según las reglas del juego, desconectarse es como irse a tú casa y pinchar la pelota, no me parece. Hay que hacérselo saber, reclamar, publicarlo, sobre todo cuando las masas luchan por derechos de  igualdad. Denunciar y que reconozcan o le den una opción al usuario”

Por último cabe preguntarnos hasta qué punto podemos confiar nuestras vidas privadas, nuestros datos personales, en un mundo virtual donde las leyes de mercado son las que rigen, y las pocas leyes estatales que tiene jurisdicción terminan afectando más los derechos a la privacidad que el juego del libre comercio. Adoptar un posición crítica es la vía, el punto es la práctica.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias