Despertador Online

de

del

Nacionales

Titulos


24 diciembre, 2013

Coimas en el Senado: luego de una década, todos fueron absueltos

  •   Por El Despertador

           

El ex presidente Fernando De la Rúa y el denunciante Mario Pontaquarto se refirieron al fallo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal 3 que los absolvió del delito de presunto pago de sobornos en el Senado durante el año 2000.

 

511bd5afd0556_1200x868_260x188 526035a8929d0_260x173

“Este juicio oral de casi dos años y 300 testimonios demostró la verdad y dejó a mi gobierno libre de cualquier sospecha de corrupción”, declaró De la Rúa al dejar el edificio de los tribunales de Comodoro Py tras la absolución de todos los acusados en la causa iniciada en 2003.

En una declaración leída al retirarse de los juzgados, De la Rúa agregó que el fallo “sirvió para demostrar que todo fue una infamia de principio a fin y que el hecho no existió”.

Finalmente, el exmandatario destacó que la denuncia del exsecretario parlamentario de la Cámara alta, Mario Pontaquarto, quien también resultó absuelto, “fue el punto de partida de un complot político”.

“La absolución reivindica mi dignidad y la de mi gobierno”, sentenció De la Rúa.

Pontaquarto, quien se había autoincriminado como el que repartió dinero entre senadores del Partido Justicialista para aprobar una ley de reforma laboral, consideró que el fallo de la justicia “fue vergonzoso”.

Pontaquarto sostuvo que la resolución del tribunal “le hizo mucho mal a la justicia” y destacó que los magistrados “tenían la oportunidad de hacer un fallo ejemplar”.

“La Justicia decidió esto. Entonces, que se haga cargo la Justicia”, señaló el exfuncionario legislativo, y recordó que “este es el mismo tribunal que absolvió a todos en el juicio por la voladura de la AMIA”.

Asimismo, agregó que él mismo “debería haber tenido una condena”.

“Si no se pudo probar, es un problema de la justicia. No era mi obligación investigar. Yo relaté cómo fueron los hechos”, destacó.
Además, indicó que se va de los tribunales federales “con la conciencia tranquila a disfrutar en paz” con sus hijos y su mujer, que fueron quienes lo acompañaron durante la lectura del veredicto.

Por otro lado, Pontaquarto contó que el exsenador Augusto Alasino, quien estaba implicado en el caso y también fue absuelto, intentó agredirlo con “una cachetada”.

“Pero como Alasino fue toda la vida un hombre muy cobarde se escabulló entre la gente”, sentenció.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias