Despertador Online

de

del

Locales


27 enero, 2015

Lavalle podría quedarse sin Molto debido al accionar de Molinos

  •   Por El Despertador

           

Maxiconsumo S.A. es una empresa mayorista que cuenta con 33 sucursales en todo el país y es propietaria además de las marcas Marolio y Molto ( lo que se conoce en Lavalle como Cartellone, con todos sus productos).

 

171109_nota_

En su planta además hay más de 2000 empleados en todo el país. Sin embargo, la subsistencia de esta entidad se ve puesta en riesgo por una “decisión arbitraria”. Se verán obligados a “suspender a por lo menos 500 de ellos” en el corto plazo debido a que recientemente la empresa monopólica Molinos Río de La Plata S.A. tomó la determinación de “suspender de forma intempestiva, unilateral e infundada las relaciones comerciales que la unen a Maxiconsumo S.A.” según un comunicado de la distribuidora.

Para clarificar este conflicto cabe tener en cuenta que Molinos Río de La Plata S.A. es dueña de una amplia gama de marcas como Lucchetti, Matarazzo, Cocinero, Gallo, Nobleza Gaucha, entre otras. Este emporio alimenticio decidió desabastecer a Maxiconsumo dado que marcas como Marolio y Molto llegan a costar entre un 30 y un 50% menos que las suyas por lo cual además de ser clientes son considerados como una competencia a combatir.
A esto se suma que los productos del mayorista en crisis entraron en el programa Precios Cuidados por lo que sus productos adquirieron una mayor ventaja competitiva en relación a los de Molinos S.A. El problema es que si la firma propiedad de la familia Pérez Companc continúa con el desabastecimiento no sólo se alteraría la balanza de precios para el consumidor final sino que “en este contexto de prácticas monopólicas, ellos podrían hacer quebrar nuestra empresa” afirmó a otro medio el gerente de Maxiconsumo en Mendoza, Matías Orue .
El Despertador le consultó a Orue por el caso de Lavalle, que cuenta con una planta productiva de Molto: “Indirectamente se verán afectados, porque la producción de ellos viene hacia nosotros (Maxiconsumo)”. En tanto Mario Rosemblum, responsablea nivel nacional de comunicación de la empresa, se refirió a la situación lavallina en exclusiva para este medio: “Si la gente deja de comprar Molto en el mayorista y si nuestros clientes, que son instados por Molinos para que no nos compren, dejan de hacerlo…va a ser muy difícil mantener esta situación en el tiempo, no es mala voluntad de nuestra empresa pero si Molto no puede llegar a los clientes por lógica los números no cerrarán” y por ende los trabajadores lavallinos se verán damnificados.
Rosenblum aclaró a El Despertador que el anhelo de los trabajadores de Maxiconsumo es que Molinos S.A. retome el diálogo con la empresa, hecho que no ha sucedido aún. El vocero afirmó que las presentaciones ya han sido realizadas en la Secretaría de Comercio de la Nación y que aún aguardan su respuesta.
En la solicitada enviada a los medios, la distribuidora afectada afirma: “…nuestra empresa está siendo víctima de un abuso de posición dominante…” y que la decisión de la mayor empresa alimenticia de Argentina “…pone en riesgo no sólo nuestra subsistencia…sino el normal abastecimiento de la población y la estabilidad de los precios en la mesa de 40 millones de argentinos”. En relación al abuso propio de un monopolio que está haciendo la empresa de Pérez Companc, Rosenblum dijo: “Si hay una ley antimonopólica y una ley de abastecimiento, hay que hacer cumplir la ley, no importa qué es lo que se piense, la Justicia es la que tiene que decidir…No se puede desabastecer porque otra empresa tiene productos 50% más baratos. Molinos es líder de mercado y como tal tiene una responsabilidad que cumplir con toda la cadena comercial, de lo contrario no es competencia leal”

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias