Despertador Online

de

del

Boleto: Pérez lo negó en 2014 pero en el inicio de 2015 lo aumentó

Por El Despertador

Compartir

febrero 5, 2015

A pesar de que el Gobierno lo había negado, el boleto aumenta desde hoy. Costará 4 pesos la tarifa urbana. Los empresarios recibirán aumentos promedio del 14 por ciento en el kilómetro recorrido. Un dato llamativo: el metrotranvía estatal recibirá un incremento superior al 40 por ciento sobre el kilómetro.

micro

Por: Gabriela Ceppi  para EDICIÓN UNCUYO
 Foto: Archivo/Axel Lloret
El gobernador lo negó una y otra vez, a pesar de que los estudios para autorizar la suba estaban en su despacho. A fines de noviembre y a horas de concretarse la audiencia pública en la que se iba a conocer la suba, porque para eso había sido convocada, Francisco Pérez congeló el aumento y habló hasta de un “lobby de los empresarios” para lograr modificar el precio del kilómetro recorrido, contradiciendo la voz de su propio ministro de Transporte, Diego Martínez Palau, que ya había revelado que habría un aumento. Pero lo cierto es que a poco más de dos meses de aquel día, el decreto de aumento del boleto que eleva de 3,50 a 4 pesos el valor de la tarifa base se publicó en el Boletín Oficial.
Así, a través de dos decretos publicados ayer reveló que se incrementaban desde hoy las tarifas de transporte público para la media y corta distancia y se reconocería un incremento en el valor del kilómetro recorrido, tal como le exigían los empresarios, que iría desde el 13 al 40 por ciento. El que más aumento recibirá es precisamente uno de los administrados por el Estado, el metrotranvía, al cual se le eleva el valor del kilómetro recorrido de 48,48 a casi 65 pesos.
El precio del boleto de transporte público se incrementa el 14 por ciento promedio. Otra vez en medio del receso escolar, cuando el impacto social parece no hacerse escuchar, el gobierno decide aumentar el pasaje de colectivo. Esto se veía venir, teniendo en cuenta que en los últimos años se aplicó en enero. En 2014 la suba se conoció ese mes y fue del 40 por ciento.
Si algo estaba claro era que el gobierno se enfrentaba a una encrucijada. De no permitir este aumento, se habría visto obligado a compensar con mayor cantidad de fondos la caja de subsidios que solventaban el sistema. En Mendoza el esquema se financia con subsidios provinciales y nacionales.
Los primeros ya se conocieron en la pauta, que no le aprobó la Legislatura a Pérez, pero que se supone que servirá de guía. En esta hay un incremento en el Fondo Compensador del Transporte de casi 40 millones de pesos. Pide autorización para fondear los desequilibrios en el sistema con 276 millones de pesos, que se sumarán a los envíos de la Nación y que se conocerán a mediados de febrero.
Mientras, poco se sabe de los aumentos y si los habrá en los subsidios nacionales. Es que el gobierno, en la previa de las elecciones, se ha propuesto aplicar la SUBE en todo el país, y en ese camino está Mendoza, que incorporará el nuevo sistema desde octubre próximo. Se sabe que el Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) podría implicar nuevas subas, al menos en Mendoza, en la tarifa del servicio de transporte. Desde el propio gobierno lo admiten y argumentan que conlleva costos que deberán ser financiados de alguna manera.
El incremento
 
El aumento se conoce a través de los decretos 157 y 158 publicados en el Boletín Oficial de ayer.  En estos establece que la tarifa mínima de transporte público quedará en 4 pesos, mientras que la que costaba 4,50 pesos pasará a 5,10 pesos. La tarifa que costaba 5,50 pesos queda en 6,30 pesos, mientras que la de 7,80 pesos pasará a costar 8,90 pesos. Además establece que, para el caso de que se viaje con monedas, la tarifa vigente mínima quedará en 4,50 pesos, mientras que las demás se incrementarán entre 0,50 y un peso con 10 centavos. Esto último es porque el Gobierno intenta desde hace años desalentar el uso de monedas en el colectivo. Las nuevas tarifas entraron en vigencia a partir de las 5 de hoy.
Los argumentos
El Gobierno sostiene el incremento en el pasaje argumentando que las empresas que mantienen el servicio concesionado solicitan el reajuste en el valor del costo por kilómetro con base en la modificación de los valores de distintos insumos que integran su estructura de costos. Mencionan, entre otros, el valor de combustible, personal, repuestos, adquisición de unidades con mayores prestaciones e incorporación de la nueva tecnología dispuesta por el Ministerio de Transporte.
Además se basan en que ya se realizó la audiencia pública correspondiente el 27 de noviembre de 2014, aunque ese día no se conoció la decisión del gobierno de incrementar el pasaje. Entre otros argumentos, citan que debe considerarse el acuerdo alcanzado por el Sindicato del Personal de Micros y Omnibus de Mendoza (SIPEMOM) y la Asociación Unida de Transporte Automotor Mendoza (AUTAM), que han suscrito un Acta Salarial en el mes de junio de 2014 en la cual se incorporan aumentos en la remuneración de los empleados del sector que deben ser considerados en la estructura de costos.
En este punto, el decreto aclara entre sus considerandos que, si bien el Estado no es parte de las negociaciones salariales entre los sectores firmantes del acta, la parte empresarial (AUTAM) ha adoptado la posición de acordar los aumentos salariales y sujetarlos a la intervención del Estado y al reconocimiento de un mayor precio en el kilómetro recorrido.
Aumentos para los empresarios
Los empresarios reclamaban incrementos en el valor del kilómetro recorrido de hasta el 60 por ciento. Sobre los privados, el incremento impactará entre el 13 y el 15 por ciento. Así, el valor del kilómetro recorrido quedó fijado desde los 14,73 pesos para el Grupo 1 hasta los 16,68 pesos para el Grupo 11. Un detalle llamativo es que el mayor incremento recayó sobre una línea del Estado, el Metrotranvía (Grupo 14) al que se destinarán 64,94 pesos por kilómetro recorrido, mientras que el año pasado percibía 48,48 pesos. El decreto también dispuso un incremento del 20 por ciento en el sistema tarifario del Servicio de Transporte de Media y Larga Distancia, por lo que quedó fijada la tarifa mínima en 4,50 pesos.
Desde el sector privado, cuyas concesiones transportan unas 15 millones de personas cada mes, no quisieron dar a conocer su opinión acerca del aumento revelado ayer por Pérez.
Lo que se viene
El decreto lo aclara y funcionarios de Transporte no niegan la posibilidad de que este sea el último aumento del año. Es que en los pliegos de concesión queda expresada la posibilidad de revisar tarifas cada seis meses; será entonces en julio cuando pueda retomarse la revisión tarifaria. Sin embargo, a tres meses de las elecciones generales sería una jugada algo compleja volver a retocar los precios de servicios públicos.
Otro de los incrementos pendientes es el de la tarifa eléctrica, que por estos días se está discutiendo incluso a nivel nacional. Es que Nación quiere extender la Convergencia Tarifaria para congelar aumentos a cambio de obras, algo que las distribuidoras rechazan de plano, por lo que habrá que ver cómo decide el gobierno provincial resolver las diferencias.

Comentarios

Mas Noticias