Despertador Online

de

del

Deportes


5 marzo, 2015

Una vuelta con mucha emocion y esperada por todo el mundo futbolistico

  •   Por El Despertador

           

Jonás Gutiérrez volvió a jugar en el primer equipo de Newcastle en el partido ante Manchester United. Ingresó a los veinte del complemento su compatriota Coloccini le cedió la cinta de capitan en donde todo el estadio le rindió su apoyo con aplausos y una ovacion increible.

f300x0-252183_252201_0

Tras casi un año, Jonás Gutiérrez volvió a jugar en la Premier League , luego de superar un cáncer de testículo.

Se jugaban 19 minutos del segundo tiempo cuando el cartel electrónico fue levantado por el cuarto árbitro. De un lado mostraba el número 4, el que llevaba en la camiseta Ryan Taylor, quien debía abandonar el campo. Del otro, el 18, el del exmediocampista de Vélez y el seleccionado argentino.

Entonces los 52.000 presentes en St. James Park se pusieron de pie y se unieron en un grito y un aplauso para darle la bienvenida a Jonás, que se había llevado las primeras ovaciones cuando había ingresado a realizar el calentamiento antes del partido y cuando su nombre había sido mencionado por los altoparlantes del estadio.

1000

Jonás recibió la caricia en los oídos, el abrazo de Taylor y la cinta de capitán de manos de su compañero y amigo Fabricio Coloccini. Entonces dejó fluir la emoción contenida y las lágrimas corrieron por sus mejillas. Enseguida entró en contacto por primera vez con el balón y, tres minutos después de haber ingresado, se ganó una amarilla por una fuerte falta sobre Adnan Januzaj, contra la banda izquierda. Su regreso fue el punto más elevado de un partido opaco, que se definió a favor del conjunto de Ángel Di María y Marcos Rojo (ambos fueron titulares) por un gol de Ashley Young, tras una grotesca combinación de errores de la defensa local.

Gutiérrez había disputado su último encuentro por la Premier League el 5 de abril de 2014, ante West Bromwich y con la camiseta de Norwich, equipo al que había sido cedido a préstamo. Un tiempo antes, el 19 de mayo de 2013, cuando todavía jugaba para Newcastle, había comenzado su derrotero por consultorios y hospitales: durante un partido ante Arsenal, había chocado contra el defensor Bacary Sagna y había sufrido una inflamación, que derivó en estudios, diagnósticos imprecisos y la posterior detección de un cáncer en el testículo izquierdo, por el que debió ser operado en Argentina y sometido a sesiones de quimioterapia.

Once meses después de aquel Norwich-West Bromwich y 17 meses después de su último encuentro con la camiseta de Newcastle (el 5 de octubre de 2013, en la derrota 1-2 ante Cardiff City), volvió a vestirse de negro y blanco junto a sus compañeros. En diciembre del año pasado había regresado a las canchas, con el equipo Sub 21 de las Urracas.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias