Despertador Online

de

del

Cultura


11 marzo, 2015

Las huellas que los libros dejan en tu mente

  •   Por El Despertador

           

Un breve recorrido por los beneficios que genera le lectura en nuestra forma de percibir el mundo. La vida que nos dan los libros, y la que nosotros le damos a ellos.

leyendo476_0

A cualquier lector se le harán familiares los sentimientos que expondremos. Leer un libro siempre va más allá de su lectura. Supone la inmersión en otro mundo, una traslación a otra época, el hecho de ponerse en los zapatos de otra persona. Uno se olvida de todo lo que haya alrededor, y se sumerge en otro mundo. Crece el ansia por leer hasta al final y cuando se llega a el desenlace,  aparecen sentimientos encontrados, nos invade la tristeza tanto como la plenitud.

En base a eso, nos preguntamos: ¿Por qué la lectura es tan importante? ¿Tiene algún efecto sobre nuestro cerebro? Este es el momento de descubrirlo.

Los libros y el cerebro

Cuando leemos un libro el cerebro se ve estimulado. La atención visual, la imaginación, las emociones causadas, todo esto provoca un ejercicio mental positivo que enriquece nuestra mente.

Pero, esto solo sucede con los buenos libros o -lo que es lo mismo- la buena escritura. De hecho, destacados autores han examinado el poder que las metáforas tienen en la mente de los individuos. Estas logran activar distintas áreas de nuestra conciencia ya que trabajan con un doble campo, el de la expresión y del contenido. De esta manera, el lector forma parte de ese juego que supone el traslado de significado de un término a otro, ayudándose también con su imaginación.

Y si a la imaginación se refiere, no todas las personas nos figuramos de la misma manera, y este es un hecho se vuelve muy interesante a la hora de comparar las interpretaciones que dos personas pueden hacer de un libro. El contenido puede -y suele- ser visualizado o imaginado de formas muy diferentes. Lo que genera que un mismo libro sea diferente para cada persona que lo lea. Depende de la personalidad, del carácter, de las vivencias. Todos somos distintos, al igual que nuestras mentes.

Personajes y empatía

¿Cuántas veces nos hemos puesto en la piel del personaje que leemos? Además de lograr visualizarlos e incluso conocerlos, conseguimos empatizar con ellos. De esta manera, muchas veces nos sentimos de acuerdo con cómo se siente el personaje o con que actue de determinada manera.

Gracias a esto, logramos una significativa mejora de intuición y conocimiento de nuestro entorno, permitiéndonos comprender mejor las señales emocionales de los demás. A pesar de saber que estamos imaginando a personajes de ficción, en nuestra mente los hacemos reales, les damos forma tanto a ellos, como a los lugares que se nos describen.

Por eso sentimos una sensación de tristeza y vacío al terminar un libro. Porque hacemos de los personajes de los libros nuestros amigos. Los seguimos en su historia y sentimos lo mismo que ellos.

Modificación de nuestra conducta

Leer nos ayuda a entender el mundo y también a ver otros puntos de vista. Hay muchas enseñanzas escondidas en los libros de las que podemos aprender.

Además de desarrollar nuestra empatía, los libros logran que seamos personas más comprensivas, con mayor capacidad para entender a los demás. Aprendemos a enfrentarnos a ciertas situaciones, gracias a las enseñanzas que adquirimos de la lectura.

Leer un libro significa transportarnos a un mundo mágico, al que llegamos sin la necesidad de mover los pies. Sólo alcanza con leer cada línea, olvidarnos de todo y que nuestra mente vuele lejos, muy lejos.

Fuente: http://lamenteesmaravillosa.com/

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias