Despertador Online

de

del

Finalmente el FIT presentó lista

Por El Despertador

Compartir

marzo 13, 2015

Con una lista joven, el Frente de izquierda y de los trabajadores presento lista en el departamento. El docente Victor Rivera como candidato a intendente.

moton83

El eslogan de Altamira, que marcó un antes y un después, en la manera de hacer campaña en la izquierda era “un milagro para Altamira”. Provocador, transgresor, de alguna manera pateaba el tablero de la política nacional, alcanzando el tan ansiado porcentaje que le permitiría presentarse a las elecciones presidenciales del 2011.
De alguna, manera, esa irreverencia fue vuelta a poner en práctica el año pasado por el MUL, integrante del FIT en Lavalle, ya no por el eslogan, sino por el hecho de presentarse al ruedo político, y al que sólo le faltaron un puñado de votos para colocar un edil en el Concejo Deliberante. Esta vez el milagro no los acompañó, y estuvo más bien del lado del Frente para la Victoria que se alzó con ese lugar.
Sin embargo, fue esta organización, con desarrollo departamental, quien luego de las elecciones, decidió frizar el trabajo político partidario, para reanudar los caminos de la actividad social. Muy comprometidos con esa realidad, los alcances de sus miembros en dichas entidades son de lo más variados, sindicales, comunicacionales, con militancia en las bibliotecas populares, en organizaciones rurales, estudiantiles y otras.
Este trabajo les dio sin duda, un plafón importante, en un momento, en el cual, algunos sectores medios, empezaban a vislumbrar muchas contradicciones en el oficialismo y la oposición tradicional.
Así, 2013, fue el año del debut electoral en Lavalle, poniendo en el escenario a una persona con un carisma especial, Nicolás del Caño, quien arremetió con una fuerza inusitada, que se vio apoyado, con militancia fundamentalmente juvenil en el departamento, pero también con adultos con vasta trayectoria en las cuestiones sociales, como el docente Víctor Rivera, de cara a aquellas legislativas. Las elecciones fueron muy buenas, aunque no alcanzaron.
Sin embargo, no todos son rosas en el armado de este Frente. Los aparatos ideológicos, demasiado acostumbrados a construir sujetos ahistóricos, generan muchas tensiones al interior de sus fuerzas, (aunque convengamos que no menores al resto de los partidos), haciendo aparecer el horizonte incierto. No es la primera vez, que una fuerza de este tipo se rompe en momentos en que está en un momento óptimo. En el año 1986, apareció con mucha fuerza el MAS (Movimiento al Socialismo), quien en 1989, con Izquierda Unida, colocaron al primer diputado trotskista de la historia argentina: Luis Zamora, pero con esa apertura, vino la ruptura, y ese sector se hizo añicos, en poco tiempo. La década menemista los obligó a pasar a la defensiva y llegaron a obtener el 0,5% de los votos por más de 15 años.
El ascenso de las luchas sociales y políticas, por parte de trabajadores y la juventud en la década siguiente, le dieron un nuevo empuje a esta idea, que se logró afianzar con las PASO, una ley que impulsó el kirchnerismo, y que les dio el plafón para acceder a los medios de comunicación, a los que jamás habían tenido acceso.
En ese sentido, las últimas elecciones en la capital mendocina, en la cual su candidato principal, Nicolás del Caño salió segundo como candidato, aunque tercero como fuerza, muestran que la capacidad electoral de esta fuerza sigue intacta de cara a estar elecciones.
En esa lógica, primó la juventud en el armado partidario, de las listas de concejales que llevará como cabeza de lista, a Luis “Pochi” Tallura, acompañado de Carla Caravaca, Raúl Escobar, Renata Barceló y Wilson Córdoba.
En palabras de Rivera, el Frente se expresa por un gobierno de trabajadores y jóvenes, y propugna por la creación y mantenimiento de Puestos de Trabajo digno, en contra de los despidos. También se expresan por una salud Pública de calidad y para toda la población, entre otros ejes.

El ascenso de las luchas sociales y Habrá que ver…


Comentarios

Mas Noticias