Despertador Online

de

del

Locales


25 agosto, 2015

¿Incógnitas? Todo tiene respuesta

  •   Por El Despertador

           

La semana pasada este Periódico publicó una nota titulada “Incógnitas post PASO”, que a juzgar por el título creí empezar a leer un análisis político de los resultados eleccionarios, pero sólo encontré ofensa y poca seriedad.
Partidario del derecho a la libertad de expresión y prensa, pero también del derecho a réplica, es que escribo esta nota respondiendo algunos de los interrogantes que planteó Faillace, el autor.
Se pregunta del por qué del festejo de Sanz, cuando dice: “¿Qué festeja Sanz? Lo vi el domingo a la noche abrazando a Llanch, riendo, bailando, haciéndole chistes a Carrió…”, a lo cual le digo que hay sobrados motivos para estarlo, cuando luego de un largo día, notamos como nuestra Democracia se va consolidando de a poco, como también el respeto a las leyes, en este caso a las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias, que le recuerdo la UCR se presentó en un Frente, por lo cual no entiendo la sorpresa de ver al Senador Nacional junto a Carrió y Macri, los otros precandidatos presidenciales.
Luego, hace la triste e inoportuna comparación entre la adicción al alcoholismo y los mecanismos de elección partidarios que tiene mi Partido, cuando afirma: “No solo él está mamado (por Sanz); todos los radicales lo están al tener a este tipo al frente del partido…”. Felizmente la UCR tiene mecanismos de elección de autoridades partidarias libres y democráticas, por lo cual al referirse de que todos los radicales están “mamados” al tener a Sanz de Presidente del Partido, le digo que, más allá de la ofensa a la militancia y dirigencia radical en general, nosotros respetamos la decisión de la mayoría, y no la imposición de autoridades por la fuerza, la prepotencia o amenazas laborales.
Por último, me referiré a la poca seriedad de lo planteado en el último párrafo al decir: “…no tengo ganas de analizar seriamente este asunto. Mi estómago tiene límites.”, a lo cual le respondo dos cosas: en primer lugar, es más fácil criticar y desprestigiar el trabajo de los que hacemos día a día que el vecino esté mejor, que hacer propuestas concretas y factibles a la realidad que vivimos; y en segundo término, la sociedad en general y mi gente de Lavalle en particular necesita certezas y seriedad, y no ironías y chicanas políticas que llevan al descrédito de la actividad política y sus lamentables consecuencias.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias