Despertador Online

de

del

Titulos


10 septiembre, 2015

Reconocimiento para los lavallinos

  •   Por El Despertador

           

Avanza Septiembre y con la cercanía de la nueva primavera, Lavalle ofrece a la vista colores que siempre son atractivos, además de paisajes que parecen rutinarios de tanto tenerlos ahí, delante nuestro cada día. ” La combinación de las formas y colores de lo urbano y lo rural se muestran en una atractiva fusión de colores”.

Esta fue con exactitud la definición que escuché días atrás de dos matrimonios amigos, quienes de paso por el departamento, hicieron una breve parada en la plaza Juan Galo Lavalle, para seguir luego al pueblo de La Asunción, donde preveían pasar gran parte de la jornada.

Y mientras trataban de entender el funcionamiento del reloj de sol y sacar algunas fotos, no escatimaron en elogios sobre la simplicidad y belleza de este paseo, además de destacar la limpieza de calles y veredas y la nueva fisonomía de la Villa, lugar al que no llegaban hace varios años.

Fue un corto diálogo que me llenó de alegría por el reencuentro con amigos y me despedí de ellos con la convicción de que no tendríamos una nueva charla por otro largo tiempo. Estimación errónea la mía. Pocos días después, uno de estos amigos me llamó por teléfono, no sólo para relatarme acerca del lindo paseo que duró casi cuatro jornadas en el departamento, donde, según él “…tuvimos el placer de pernoctar”, sino además, para depositarme un sinfín de elogios acerca de la calidez de los lavallinos y la buena atención recibida a lo largo de ese tiempo.

Sabía de su preferencia por realizar salidas cortas con el fin de conocer cada rincón de la provincia, como también de sus cualidades para observar los detalles a la vista. Sin embargo me sorprendieron los comentarios que fue detallando sobre el paisaje rural y algunas obras que llamaron su atención. Es que, si bien estaba informado que Lavalle poseía un equipo municipal para asfaltar, no imaginaba encontrar estos equipos en sitios alejados. Estaba haciendo referencia a las obras en ejecución en algunos barrios de Gustavo André, distrito que tuvo como paso obligado en su andar a La Asunción. A esta altura me habló también de los pequeños grupos habitacionales observados en el mismo trayecto y de las pequeñas plazas con sus juegos, espacios que según dijo le hubiese gustado tener durante su infancia en el pueblo santarrosino donde residió hasta los 14 años de edad.

Sobre el cierre de la charla hizo notar que “no esperaba encontrar en La Asunción la infraestructura existente para atender a turistas” , destacando a la vez que ” la obra que ha llevado agua potable a este lugar tiene gran valor en este logro”. Añadió entonces que ” estas cosas agradables y la calidez de los lavallinos para recibir a los paseantes curiosos como yo, nos llevó decidir que no regresaríamos a nuestras casas tan pronto”. Y si bien teníamos en proyecto la factibilidad de seguir el paseo a otros departamento, finalmente optamos por alojarnos muy cerca de la ciudad cabecera”.

Luego de ampliar su descripción del paisaje disfrutado ” ..con esa mezcla de los colores que brillan por ahí en este tiempo casi de primavera…”, su despedida en nombre de todos fue un sincero ” muchas gracias por lo bien que la pasamos”.

Palabras simples y de gran contenido para un reconocimiento que no me pertenece. Es de todos los lavallinos….

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias