Despertador Online

de

del

Locales


2 octubre, 2015

Dos situaciones, dos homenajes merecidos

  •   Por El Despertador

           

Con pocos días de diferencia, en Lavalle se registraron merecidos reconocimientos efectuados por la municipalidad a dos grandes protagonistas de la vida local, cada cual en lo suyo, pero con valiosos aportes.

El primero de referencia fue en el marco de la edición 2015 de la Expo Apícola Lavalle y tiene que ver con la distinción realizada al ingeniero agrónomo César Hugo Ghiotti, fallecido a comienzos de este año. Durante esa jornada, el Consejo Apícola local también distinguió la trayectoria de tres hacedores apícolas: César H. Ghiotti, Pedro Calderón y Antonio Acordino.

Precisamente, la figura de Ghiotti ocupa aquí mi atención, con el fin de recordar a los mayores como yo, y contar a otras generaciones, quien fue este gran hombre. No pretendo, por ahora, historiar sobre su vida, pero sí evocar el protagonismo que tuvo en la vida local, de acuerdo a mi visión: Un hacedor por naturaleza, creativo y optimista en los objetivos. Así lo conocí por la década del 70, cuando integraba una pujante entidad intermedia de Tres de Mayo. Algún tiempo después tuve la suerte de compartir actividad con él en la comuna, durante el periodo en que estuvo al frente del municipio (1981 a 1983). Un incansable gestor y propulsor de iniciativas que aportaron al departamento. Siempre era posible aprender de sus amplios conocimientos y tenía la paciencia suficiente para escuchar iniciativas de otras personas. Entre otras acciones posteriores, vale reconocer que ha sido un activo protagonistas de la actividad apícola, tanto en el departamento, como a nivel provincial. Desde este humilde espacio y en representación de quienes compartimos este criterio: ¡Felicitaciones Hugo!

Párrafo aparte va para Domingo Camalla, con cuyo nombre se designó recientemente al Ensamble de Cuerdas Municipal. Fue una merecida distinción de la comuna para este artista de las cuerdas, quien ha sabido llevar con alta calidad, a innumerables escenarios, el nombre de Lavalle.

Una representación, que sin dudas lleva con humildad hace más de 45 años. Es que así es el Negrito Camalla: tanta simpleza a cuestas, como portador de reconocimientos por ser destacado interprete de la guitarra y el requinto. No en vano siempre es elegido para acompañar con este instrumento a figuras de renombre provincial y nacional. A veces parece uno más en esos conjuntos, pero no es así: siempre lo hace representando a este departamento, aunque sea lavallino por adopción. Y no es poca cosa. Felicitaciones Camallita.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias


Publicidad

Mas Noticias