Despertador Online

de

del

La Región


6 octubre, 2015

“A mí hijo lo mató un asesino disfrazado de policía”

  •   Por Franco D´Amelio

           

Entrevista a Viviana Espina, madre del hincha de la Lepra asesinado hace más de un año en lo que se sospecha fue un caso de gatillo fácil.lucas-carrasco-

Foto: Lucas Carrasco, muerto en un disturbio en un partido de Independiente Rivadavia

 

 

El 14 de marzo de 2014 Independiente Rivadavia recibía a Instituto de Córdoba en una fecha más del Nacional B en el estadio Bautista Gargantini.  Esa noche cuando estaba ingresando la hinchada local estalló uno de los transformadores que provee de energía eléctrica al club propiedad del Grupo Vila. Siendo que para el encuentro el club no contaba con grupos electrógenos propios desde las autoridades deportivas se decidió suspender el partido.

Ante esa situación la policía debió desalojar a un grupo de cincuenta fanáticos que ya habían ingresado a las instalaciones y se hallaban en las proximidades de la Popular Sur. El grupo se resistió a la iniciativa de las fuerzas de seguridad y allí comenzaron los disturbios entre ambas partes.

En medio de los cruces entre el personal policial y un grupo de hinchas descontentos por la decisión de la dirigencia el joven Lucas Carrasco (22), quien no tenía ninguna vinculación conocida con la barra brava leprosa, fue herido con un objeto que le causó una lesión cortante en su cabeza. Su hermano allí presente y un taxista lo trasladaron al hospital Lagomaggiore donde ingresó con hemorragia cerebral y luego de dos días de agonía falleció.

Desde un comienzo la versión policial afirmó que la muerte de Lucas se debió al golpe de una botella de vidrio ocasionada por otro seguidor del CSIR en medio de una pelea en la que supuestamente el joven habría tenido parte.

Sin embargo, familiares y amigos de la víctima así como también hinchas comunes se opusieron de plano a esa explicación y apuntaron directamente a la policía presente como autora del homicidio. Testigos afirmaron que a Carraco lo mató el impacto de una granada de gas lacrimógeno disparada a corta distancia por un efectivo de Infantería.

El Despertador  pudo entrevistar a Viviana Espina, madre de Lucas y querellante en el juicio que imputó a un uniformado por la muerte de su hijo.

 

viviana espina lucas carrasco

Foto: Viviana Espina frente al Palacio Judicial/ Diario UNO versión digital

ED: ¿Cuál es su visión entorno a los hechos que causaron el fallecimiento de Lucas?

VE: “a un año y seis meses de que Lucas falleció su homicida Diego Domingo Guzmán Zalazar miembro de Infantería del Cuerpo Manuel Belgrano le disparó en la cabeza lo que  ocasionó el deceso de Lucas, eso ya está comprobado, ya se cerró la etapa investigativa y está elevada a juicio.

En el medio hubo muchos dichos como los del Ministro (Leonardo Comperatore de Seguridad) que espero en algún momento tenga la delicadeza de desdecirse de la brutalidad que dijo de que mi hijo había participado de una pelea y le habían dado un botellazo”.

Cabe destacar que dos días después del hecho en el club el Ministro afirmó en medios como Ovación que: “Tenemos entendido que Carrasco recibió un botellazo en la cabeza cuando iba saliendo con la hinchada…
La policía no lleva botellas en las manos, además el altercado con la víctima fue en la calle Boulogne Sur Mer y la policía estaba apostada en la Avenida Las Tipas..El viernes no hubo nada, sólo este chico que había recibido un botellazo que habría salido desde la misma hinchada”
“Son los mismos inadaptados que hicieron desmanes en el banderazo por el aniversario de Independiente en los portones. Tiraron piedras y objetos que le pegaron a la misma gente…El viernes por la noche la policía sólo se encargó de disuadir a los violentos, nada más”.

ED: ¿Cómo se pudo descartar esa hipótesis oficial?

VE: “Cuando le hacen la necropsia  y se hace un estudio de las ropas de Lucas se encuentran deflagraciones de pólvora en toda la ropa y ausencia total de restos vitrios, cero restos vitrios. De ahí se empezó a trabajar con la fiscalía que está a cargo del doctor (Daniel) Carniello y se comprobó que Diego Guzmán le disparó de espalda. Más de 14 testigos lo vieron apuntar, bajar el arma, volver a apuntar y dispararle.

Nosotros siempre supimos que había sido la policía, el hermano que estaba con él (Lucas) vio rodar el gas lacrimógeno cuando sintió gritar a Lucas. Lo fusiló prácticamente, nuestras expectativas son que Guzmán pague una pena acorde al daño que realizó.

Mi hijo merece esa condena y si quieren que nosotros creamos en las instituciones deben dar una condena ejemplificadora. No puede Guzmán regresar a su hogar porque mi hijo no volverá a su casa jamás”.

Según comentó la madre del joven asesinado el imputado “está respondiendo el  proceso en libertad, está haciendo trabajos administrativos en Infantería, no ha sido sancionado todavía”.

 

caso carrasco

Pese a que en un principio las autoridades trataron de encubrir el accionar ilícito de Guzmán posteriormente reconocieron que el efectivo de Infantería no utilizó correctamente el arma que eyecta el proyectil de gas lacrimógeno.

Éste debe ser disparado a gran distancia y hacia arriba. Pero las pericias técnicas han comprobado que  eso no ocurrió y los propios superiores del imputado admitieron que el uniformado efectuó el disparo a corta distancia y apuntando a la cabeza de la víctima.

El fiscal especial Daniel Carniello ha acusado a Diego Guzmán del delito de “homicidio culposo en concurso real con incumplimiento de los deberes de funcionario público”  cuya pena es de 6 meses a 7 años de prisión según los artículos 84, 55 y 248 del Código Penal.

“Mis expectativas son de poder revertir la carátula durante el debate, porque lo que el policía cometió es un homicidio doloso. Es un agravante el hecho de que estaba en todas sus facultades mentales y decidió apuntarle a la cabeza y disparar”, manifestó Espina en otra entrevista con el periodista  Sebastián Salas.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias


Publicidad

Mas Noticias