Despertador Online

de

del

Locales


16 octubre, 2015

Megajuicio: el Martes se reanudo el juicio

  •   Por El Despertador

           

Tras la pausa de una semana, continúa el Megajuicio con la ampliación declaratoria de Romano. Por cuarta vez, el exjuez interrumpió su testimonial, para continuar el próximo lunes 19 de octubre.

En la sala debate del Tribunal Oral Federal Nº1, continuó hoy el debate en el IV Juicio por delitos de lesa humanidad. En horas de la mañana, y tras la pausa de una semana, prosiguió la ampliación testimonial del exjuez Otilio Roque Romano. La declaración del imputado fue interrumpida en tres ocasiones anteriores por aducir problemas de salud y cansancio.

En su cuarta jornada, el exmagistrado continuó declarando en su defensa, con la ausencia de gran parte de los demás imputados. Utilizó el “nosotros” para referenciar a sus colegas, y retomó el detalle de diferentes casos en donde en sus funciones como fiscal, junto a los otros letrados, dictaron sobreseimiento.

En el extenso y repetitivo detalle – que incluyó la lectura de ochenta casos –  el exjuez se desligó de las figuras de asociación ilícita con el aparato represivo militar y apeló nuevamente a los conceptos del Estatuto de Roma para argumentar tecnicismos jurídicos en su favor. En este sentido expresó que “su comportamiento no respondía a un patrón regular”, que  – según aquella norma- es una de las condiciones necesarias para incurrir en el dolo para los delitos de lesa humanidad.

“Como fiscal en la dictadura rescataba la libertad de expresión – que ya vimos que esta estaba bastante cuartada-  y nosotros la hacíamos respetar de acuerdo al caso que nos cabía”, expresó Romano. En diferentes tramos de la declaración, el exjuez  se dirigió al Tribunal con preguntas retóricas y expresiones que incurrían a la ironía para desestimar las acusaciones que pesan en su contra.

Al término de la lectura de los casos, Romano expresó: “Esto es para demostrar que mi conducta no era regular ni sistemática”. Dijo,  además, que “debe existir una entidad directa para que toda participación pueda entenderse como delito de lesa humanidad”  y, agregó,  que “también debe contemplarse la presunción de inocencia”. Para fundamentar su posición leyó  diferentes fallos de Tribunales Internacionales en la materia.

Como lo hiciera en ocasiones anteriores, el imputado volvió a esgrimir contra los representantes del Ministerio Público Fiscal sobre los cuales dijo que “se han atribuido la defensa de los derechos humanos, pero no se han fijado cuando nosotros defendíamos los derechos humanos en la dictadura, donde nos amenazaban de muerte”.

Romano instó al fiscal a determinar  el móvil de los  delitos de los que se le acusa y  expresó su voluntad de ser sometido a una pericia psiquiátrica.

Con respecto a los cargos por omisión, Romano consideró – en base a una abultada bibliografía-  sobre las exigencias que implica  tal calificación. “Debe haber capacidad real de ejecutar la acción de evitabilidad”, explicó .  Y agregó:  “en estos casos no había posibilidad de participar ni fáctica ni jurídicamente” .

Sobre  la justicia militar, dijo que los jueces no podían proporcionar impunidad, pero tampoco  punir “porque éramos incompetentes para juzgar a los militares”. En aquel entonces, la Justicia Federal de la provincia no declaró su incompetencia, aún así este aspecto fue valorado por Romano al decir que “eso contribuyó a que existan los expedientes en la justicia federal porque los que se enviaron a la justicia militar, no volvieron más”.

Posteriormente, Romano se explayó sobre su huida a Chile. Sobre este hecho expresó que no se trató de una fuga “porque había solicitado asilo político ante las autoridades de aquel país”.  Sobre la posterior extradición, Romano acusó al juez  Bento:  “era un enemigo público y quedó obstinadamente en mi causa”, afirmó.

Finalmente, y por cuarta vez, el exmagistrado solicitó continuar con su declaratoria en una nueva jornada de debate. Este pedido fue aceptado por el presidente del Tribunal,  Alejandro Piña, por lo cual, la ampliación testimonial continúa el próximo lunes 19 de octubre, a las 9.30 , en la sala debate del primer piso del Tribunal Oral Federal Nº1.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias