Despertador Online

de

del

Nacionales


12 noviembre, 2015

“La Metropolitana no entiende de diálogo, su idioma es la intolerancia y la represión”

  •   Por Telam

           

LOS ABOGADOS QUERELLANTES DEL JOVEN LUCAS CABELLO, BALEADO Y HERIDO GRAVEMENTE POR UN AGENTE DE LA POLICÍA METROPOLITANA EL LUNES PASADO EN EL BARRIO DE LA BOCA, SOLICITARÁN A LA JUSTICIA UN CAMBIO DE CARÁTULA A “TENTATIVA DE HOMICIDIO AGRAVADO POR EL ESTADO DE INDEFENSIÓN DE LA VÍCTIMA”, AL TIEMPO QUE RECLAMARON QUE EL EFECTIVO SEA EXONERADO DE LA FUERZA.

La víctima, que recibió tres disparos, continúa internada en terapia intensiva en el Hospital Argerich en estado grave y con grandes probabilidades de que queden inmovilizadas sus piernas y brazos, y se espera que hoy sea operado de la médula, aseguraron sus familiares.

“Vamos a solicitar que la causa sea caratulada como tentativa de homicidio agravado por el estado de indefensión de la víctima y por haber sido cometido por un agente de la Policía Metropolitana”, aseguró a Télam la abogada de Cabello, Gabriela Carpineti, durante una conferencia de prensa que brindaron esta mañana la mamá del joven, los letrados, familiares de víctimas de la violencia institucional, comuneros, legisladores porteños y numerosas organizaciones sociales, sindicales y de derechos humanos.

El conjunto de las organizaciones, familiares y diputados denunciaron y expresaron su “repudio a la violencia institucional de la Policía Metropolitana que reprime a los trabajadores y ataca violentamente a los jóvenes”, reafirmaron su solidaridad con la familia de Lucas y expresaron que “no queremos que se lleven la vida de nuestros jóvenes”.
Por su parte, la mamá del joven baleado, Carolina, profundamente conmovida reclamó “justicia” por su hijo, a quien “lo único que le interesa es su familia y su hija”, y que “trabaja cuidando coches en la esquina de mi casa autorizado por el dueño del restaurante”.

“Él no se merecía esto, y el hecho de que los vecinos se autoconvocaran inmediatamente para pedir justicia por él, habla de como lo quiere la gente en el barrio”, dijo la mamá tras añadir que “él no hizo nada, sólo estaba en la puerta de su casa con la beba que fue testigo de todo”, manifestó.

“Lo único que pido es justicia y que recen para que mi hijo salga adelante, porque está muy grave y no sabemos si va a volver a caminar”, reclamó.

A su vez, el abogado Nahuel Berguier, querellante junto con Carpineti, exigió al gobierno que “retire a la Policía Metropolitana de la casa de Lucas, porque esa fuerza tiene imputado y detenido a un agente por disparar a mansalva”.

“Cualquier persona que conoce mínimamente cómo funcionan los procedimientos en un estado de derecho sabe que no puede seguir la misma fuerza instalada donde sucedieron estos hechos”, agregó.

“Es ilegal y además es una falta de respeto a la familia de Lucas”, enfatizó.

“Acá hay una realidad incontrastable, Lucas es víctima, no está imputado de nada; está peleando por su vida con tres balas y el policía esta ileso, lo que revela que es insostenible que eso haya sido un enfrentamiento”, completó Carpineti.

Resaltó que los testigos “afirmaron que lo sucedido el lunes entre las 15.30 y 16 no fue un enfrentamiento, que Lucas no estaba armado sino que se trató de un accionar absolutamente ilegítimo por parte del agente Ayala de la Policía Metropolitana que hoy se encuentra detenido a la espera de declarar”.

Precisó que “se logró revertir en casi 48 horas el relato policial instalado por la Policía Metropolitana, luego reforzado por declaraciones del ministro de Seguridad porteño Guillermo Montenegro y por la vicejefa de Gobierno María Eugenia Vidal”.

“Un relato que hablaba de un enfrentamiento, y quedó muy claro que fue una tentativa de homicidio, así como que no se trató a un hecho vinculado a violencia de género, como dijo Vidal, lo cual habla de una irresponsabilidad de su parte, utilizando un tema tan sensible y desconociendo el hecho, el expediente judicial y sin haberse comunicado nunca con la familia de Lucas”, apuntó.

“Desmentimos absolutamente que hubiese denuncias sobre violencia de género, y lo desmentimos con pruebas del fuero contravencional de que no hubo ningún tipo de denuncias, y por lo tanto no sabemos por qué había una consigna de la Policía Metropolitana allí”, enfatizó la abogada, quien ponderó la presencia y rápida actuación de la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN).

Al referirse a Vidal, puntualizó que “ella debería tener cabal conocimiento de las condiciones en que se vive en ese inmueble del Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC)”, en referencia al lugar donde ocurrieron los hechos.

En ese sentido remarcó que el organismo “tendría que garantizar un hogar permanente y estable para las personas que fueron trasladadas allí de manera transitoria porque un hogar de tránsito es para que las personas vivan no más de ses meses y en el lugar hay familias que viven hace mas de 15 años y eso genera conflictos”.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias