Despertador Online

de

del

Deportes


20 noviembre, 2015

Secuelas de París: el clásico de España fue declarado de “alto riesgo” y se jugará con medidas de seguridad nunca vistas

  •   Por El Despertador

           

Los ataques terroristas encendieron las alarmas de los organismos encargados de proteger los eventos deportivos; para el Real Madrid-Barcelona, partido en el que regresará Messi, los cuidados serán mayores.

atentados-en-paris-2119763w620

MADRID – Lionel Messi nunca hubiera imaginado que su vuelta tras una larga lesión, justo en el clásico ante Real Madrid, quedaría en un segundo plano por la sensación de inseguridad que cubre a Europa tras los atentados terroristas en París. Pues sí. La fecha estuvo a punto de suspenderse, entre mil y un debates, pero finalmente se decidió jugarla con seguridad reforzada, en especial, alrededor del mano a mano entre merengues y catalanes. Tanto que se anuncia un estadio Bernabéu “blindado” para el gran acontecimiento de la Liga de España .

Estamos seguros de que no habrá incidentes. Queremos transmitir un mensaje de tranquilidad y de serenidad dentro de esas circunstancias

“Estamos seguros de que no habrá incidentes. Tenemos plena confianza en las fuerzas y en los cuerpos de seguridad del Estado. Queremos transmitir un mensaje de tranquilidad y de serenidad dentro de esas circunstancias”, afirmó el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, en una conferencia de prensa.

La Comisión Antiviolencia del deporte español, que reunió a autoridades políticas, policiales y deportivas, declaró el partido de “alto riesgo”, una calificación habitual en un Real Madrid- Barcelona y que, ya de por sí, supone una mayor presencia policial que en otros partidos de menos entidad. Sin embargo, los acontecimientos del viernes pasado, en Francia, y la actual alerta antiterrorista de nivel 4 -sobre 5- que rige en España, llevarán a unas medidas de seguridad sin precedentes en el deporte español.

El operativo de seguridad terminará de definirse hoy, aunque según las especulaciones de los medios locales, habrá un triple anillo de seguridad alrededor de la cancha y se desplegarán cerca de 1500 policías, con efectivos a caballo y perros, así como detectores de metales y explosivos. Además, los hombres de la seguridad privada serían 1400.

Los hinchas en los alrededores del estadio Bernabeu.  Foto: Reuters 

“Somos conscientes de que se pueden producir falsas alarmas que son muy difíciles de controlar. En esos casos es muy difícil de evaluar qué decisión tomar. Pero si se dieran esas circunstancias -que obligaran a una suspensión- lo primero es asegurar la vida de las personas”, advirtió Fernández Díaz.

Otro dato para tener en cuenta será que no se permitirán las banderas esteladas -habitualmente asociadas con reivindicaciones independentistas- que ocasionalmente lleven los hinchas de Barcelona. “Como en todos los acontecimientos masivos, con respecto a ese tema se va a seguir la práctica habitual. Se trata de evitar en un acontecimiento tan grande elementos que causen confrontación. No se trata de hablar de un símbolo en concreto, sino de cualquiera que pueda evitar que haya conflictos”, manifestó Miguel Cardenal, secretario de Estado para el Deporte.

En principio se pensó que, por el nerviosismo que se extendió por Europa después de los atentados, el clásico entre Real Madrid tendría menos concurrencia de lo habitual. Pero a medida que transcurren las horas crece la efervescencia y se estima que habrá más de 70.000 espectadores.

El uruguayo Luis Suárez , compinche de Messi en Barcelona, dijo que el argentino tiene buenas sensaciones para el clásico. La Pulga no juega desde que se rompió un ligamento colateral en la rodilla izquierda, ante Las Palmas, el 26 de septiembre pasado. Todos tendrían que estar hablando de su gran regreso ante Real Madrid, pero España tiene temas más urgentes.

Alemania ratificó la fecha de la Bundesliga. Pese a la suspensión del amistoso con Holanda por las versiones de amenaza terrorista, el gobierno alemán confirmó que se jugarán los partidos del fin de semana de la Bundesliga. Aunque no se detectaron explosivos en la inspección del estadio de Hannover, la canciller alemana Angela Merkel defendió la cancelación del partido de anteayer. La UEFA también confirmó que no alterará el calendario de la Liga de Campeones.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias