Despertador Online

de

del

Jesús Cuellar defendió con éxito el título pluma de la AMB ante Oquendo

Por El Despertador

Compartir

6 diciembre, 2015

Se impuso en las tarjetas por fallo unánime, en Brooklyn; se perfila como una esperanza para el boxeo argentino

boxeo-2126543w620

 

BROOKLYN, Nueva York.- El boxeo argentino siempre se recicla. No cambia su origen, ni su geografía natural y menos aún su esencia. Pero se renueva en nombres y estilos, a pesar de transitar momentos complicados. Retirado Maravilla Martínez, de vacaciones Marcos Maidana y recientemente derrotados Lucas Matthysse y César Cuenca, Jesús Cuellar se ha transformado en el boxeador argentino de mejor proyección en Estados Unidos. Anoche, en el Barclays Center de Brooklyn de Nueva York, derrotó por puntos, en fallo unánime, al puertorriqueño Jonathan Oquendo y retuvo por quinta vez la corona pluma AMB.

A los 28 años y con un record de 28 triunfos (21 KO) y una derrota, el Forastero Cuellar va camino a convertirse en el nuevo héroe del pugilismo nacional. A falta de nombres importantes que den la talla en el primer nivel mundial, el boxeo agresivo y enjundioso del bonaerense parece ir ganando aceptación y ascendencia en la industria pugilística yanqui. Tras ganarle la corona mundial al dominicano Claudio Marrero, en 2013, la quinta defensa de su cetro, por los antecedentes del rival, asomaba muy complicada. Sin embargo, con frialdad e inteligencia, siendo muy fiel a su estilo, volvió a demostrar por qué es uno de los dos campeones mundiales que le quedan al boxeo nacional (el otro es Víctor Ramírez, campeón crucero FIB).

En los primeros cuatro asaltos, Cuellar prevaleció en las acciones mediante una buena movilidad de piernas y golpes efectivos ante un sorprendido Jonathan Oquendo que tuvo inconvenientes para meterse en la pelea. En cuanto pudo ajustar la distancia logró filtrar una izquierda precisa que mandó a la lona al retador en la cuarta vuelta.

Ahora es tiempo de descansar y apuntarle al mexicano Leo Santa Cruz el año que viene. Seguramente ésa será mi última pelea en pluma, quiero subir a superpluma

A partir del quinto round se inició la mejor etapa del argentino: pasó a ser dueño absoluto del ring por personalidad y temperamento. Mediante una línea de ataque y desborde ganó con cierta facilidad las vueltas 5, 6, , 8 y 9 abriendo la incertidumbre y transfiriendo cierta responsabilidad respecto del futuro del combate a Oquendo, quien se mantuvo de pie hasta el final de la pelea gracias a su estoicismo enorme y su guapeza.

Cuando se dio el fallo, las tarjetas (116-111, 120-107 y 116-111) confirmaron la clara diferencia que existió entre el campeón y el retador. Y Cuellar, en Brooklyn, ganó como lo hacen los campeones: boxeando y guapeando para instalar su nombre en el pedestal de los mejores. Con este triunfo, también, se posicionó como el máximo candidato a llevarse el premio Olimpia de plata en boxeo, donde comparte la terna junto a Víctor Emilio Ramírez y Érica Farías.

 


Comentarios

Mas Noticias