Despertador Online

de

del

En Lavalle, el bono fue de $500

Por Jorge Abalo

Compartir

diciembre 31, 2015

Aunque el sindicato de trabajadores municipales venía bregando por un bono de $1000 para personal de planta y de $1000 para contratados, el ejecutivo optó finalmente por un bono de $500, que se terminó de pagar ayer.

 

DSC_0424

 

Aunque el sindicato de trabajadores municipales venía bregando por un bono de $1500 para el personal de planta y de $1000 para contratados, el ejecutivo optó finalmente por un bono de $500, que se terminó de pagar ayer.

En una mini novela que tuvo varios capítulos, en los cuales el sindicato de trabajadores de Lavalle venía pidiendo hacía tiempo, (El Despertador 22/11) un adelanto a cuenta de las paritarias, el gobierno municipal le contestó con un anuncio un mes después, el 24 de diciembre, con un bono de $500. Esto hizo, que lejos de aquietarse las aguas, se revolvieran aún más entre los pasillos de la Casa Municipal, donde entre dimes y diretes, asambleas, amenazas de paros y hasta tomas, los trabajadores organizados se fueran casi aceptando a regañadientes, el bono que finalmente se dio.

Aunque no lo dicen a viva voz, las cosas dentro del sindicato se vieron como una mala jugada del ejecutivo, ya que la medida del bono fue de una manera inconsulta, afirmaron algunas fuentes desde dentro del gremio.

Sin embargo, fue la propia Marcela Montenegro, secretaria general del sindicato, quien a pesar de los ánimos, terminó poniendo paños fríos y celebrando la mediación y la preocupación de los bloques legislativos del Concejo Deliberante.
Sostuvo a El Despertador “agradecemos al bloque justicialista por acercar posiciones con el ejecutivo, y al radical, que mostró preocupación por el tema.

Pero aclaró, que la semana que viene habrán nuevamente reuniones con el legislativo para discutir el nomenclador y la ayuda económica. Y aseveró que el miércoles habrá asamblea en la explanada municipal.

Nomenclador y después

Desde marzo, vienen insistiendo desde el sindicato con la necesidad de establecer un nuevo nomenclador de funciones para las categorías más bajas. También la recategorización del personal del matadero municipal.
Y acá una nueva novela, cuando según dicen “desde el ejecutivo afirmaron que había que trabajar el nomenclador salarial”, mientras que el sindicato daba como certeza, que el ejecutivo aprobaría un nuevo nomenclador.

Entre nuevos dimes y diretes, lo cierto es que, el ejecutivo chicaneó con la posibilidad de impulsar un ítem por productividad, lo que crispó la piel del gremio, por lo controvertido de la propuesta. Sin embargo, desde el gremio sostuvieron no tener problemas en discutirlo. “Vamos a demostrar que eso no sirve, cómo piensa medirlo”, incluso alguno deslizó, “¿cómo medimos la productividad de un director?”

A pesar de todo, el fin de año para los trabajadores municipales pasará en paz, pero con muchas inquietudes.

Habrá que ver…

 


Comentarios

Mas Noticias