Despertador Online

de

del

Titulos


6 febrero, 2016

Tres temores que paralizan a los mercados internacionales

  •   Por El Despertador

           

El experto principal de la empresa Gavekal Dragonomics, Anatoly Kalecki, ha analizado los principales temores de los mercados mundiales, que, según él, a veces no corresponden a la realidad.

56b000f0c46188bc6a8b4611

Estos son los principales temores de los mercados internacionales de acuerdo con la versión de Anatoly Kalecki, el experto financiero principal de la empresa Gavekal Dragonomics, citado por el portal Vesti Finance.

La economía china

“Sin duda, China es un problema suficientemente grande que podría hundir los mercados económicos y bursátiles mundiales antes del fin de la década. Lo vimos durante los cuatro primeros días del año 2016, cuando una caída repentina en el mercado de valores de China causó el caos financiero en todo el mundo. Sin embargo, el mercado de valores chino por sí mismo tiene poca importancia para el resto del mundo”, opina el experto.

Según el experto, los verdaderos temores están relacionados con las acciones de las autoridades chinas, que pueden devaluar el yuan o, más probablemente, perder el control del mismo y, de esa manera, provocar una fuga de capitales devastadora.

La caída de los precios del petróleo

Enero también estuvo marcado por la caída de los precios del petróleo, seguida por el pánico en los mercados. De acuerdo con Kalecki, los mercados mundiales no entienden la verdadera relación entre los precios del petróleo y la economía mundial. Es cierto que cuando los precios del petróleo caen diariamente un 10% existen consecuencias negativas a corto plazo. Pero, ahora, cuando los precios se han estabilizado entre 25 y 50 dólares por barril, los negocios no conectados con las materias primas tienes sus ventajas, ya que los bajos precios del petróleo estimulan el crecimiento del ingreso real, opina.

La recesión de la economía global o la de EE.UU.

Los mercados a veces se equivocan al predecir los acontecimientos económicos; sin embargo, existe una paradoja según la cual las expectativas financieras pueden cambiar la realidad. Este efecto suele producirse en épocas de crisis. No obstante, ni siquiera este proceso debe convertirse en un problema serio, opina el experto. Los consumidores ganan más con el petróleo barato de lo que pierden debido a la caída de precios de las acciones; por este motivo, para los niveles de consumo el resultado de la actual crisis financiera debe ser positivo.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias