Despertador Online

de

del

Política


16 marzo, 2016

“La UCR no está dividida” pero…

  •   Por Franco D´Amelio

           

El radicalismo lavallino muestra luchas intestinas sin tabúes. Dirigentes reclaman que “los dejaron afuera” en la elección partidaria departamental. La presidencia habla de “autoexclusión”.

Hace casi dos semanas la Unión Cívica Radical estrenó nuevas autoridades partidarias en Lavalle, José Luis Ricciardi asumió como nuevo presidente del comité departamental y fue acompañado de dirigentes provinciales como el presidente del comité provincial e intendente de Ciudad Rodolfo Suárez. Pese a los aplausos y cánticos alegres fue notoria la ausencia de algunos otros líderes del radicalismo quienes acusan de “traición” y de haber hecho “malas jugadas” por medio de las cuales los “dejaron afuera” de la conformación del comité.
El sector excluido es el que conforman, por ejemplo, el diputado provincial Jorge López, el concejal Lucas Luppo, la nueva Directora del Área de Salud Carina Lacroix y Gustavo Ferrer.
Lacroix en diálogo con este medio dijo con respecto a su ausencia: “en realidad el problema empezó en noviembre, no fuimos incluidos en la conformación del comité partidario ni mi sector ni el de López. Se hizo de forma impuesta y no por consenso. Nosotros siempre buscamos acercar pero esta dirigencia ha generado mayor distanciamiento”.
En tanto el suspicaz Lucas Luppo comentó: “hasta el viernes anterior a las elecciones de comité la lista de autoridades había sido elegida por consenso y estábamos incluidos en los otros cargos pero ese día hubo un grupo que quiso incluir a viejos dirigentes del radicalismo, yo estaba de acuerdo con eso, pero no de que al integrarlos nos dejaran afuera a quienes ya habíamos ingresado por consenso. Se manejó a puertas cerradas y cuando pedimos explicaciones no supieron darlas. Además nos dejaron fuera de la fiscalización en las últimas elecciones y no sabemos por qué”.
ED: ¿Hay posibilidades de diálogo entre las partes?
LL: “las posibilidades siempre están pero en tanto haya una actitud dialoguista, cuando las actitudes de la nueva presidencia son combativas uno no tiene ganas de dialogar”.
En tanto Ricciardi, presidente del comité, explicó que por una votación amplia todos los sectores estuvieron de acuerdo en proponer su presidencia “pero el problema se dio en la elección de congresales para el comité provincial. Inicialmente eran cinco congresales y el sector de López quería dos para ellos y el de Lacroix uno, su postura es siempre ellos ser mayoría, en tanto mi sector que se referencia con Luis Cichineli propuso que fuera un congresal para cada sector”.
A esto la nueva autoridad añadió: “ellos no querían que se incluyera a gente de Costa que había quedado afuera”. Luego de esto hubo una modificación de la carta orgánica del partido que derivó en que en lugar de cinco congresales fuesen tres y sobre eso dijo: “ellos (López y Lacroix) tienen la postura de ser siempre mayoría, fuesen cinco o tres”.

ED: Ellos aseguran que se los dejó fuera de la fiscalización

JLR: “No, ellos se autoexcluyeron, nadie los excluyó, de hecho hay una carta en el comité provincial donde Lacroix renuncia a ser la encargada de los fiscales radicales en el Departamento para las últimas elecciones, nadie los excluyó”.

ED: Algunos del otro sector hablaron de actitudes combativas ¿hay posibilidades de diálogo entre las partes?

JLR: “no sé a qué se refieren con actitudes combativas, sí vamos a defender y ser combativos en la postura de que de las decisiones partidarias y de los cargos participen todos y no que las cosas se arreglen en la casa de un dirigente, ahí está la diferencia, queremos que participen todos.
Las posibilidades de dialogar están, las relaciones humanas no se han roto. Estas son diferencias metodológicas dentro del acuerdo político, no es una batalla campal, al menos no es lo que queremos”.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias


Publicidad

Mas Noticias