Despertador Online

de

del

Locales

Titulos


29 marzo, 2016

Violencia, no violencia ¿ que es violencia ?

  •   Por Franco D´Amelio

           

El miércoles pasado, víspera del Día de la Memoria por la verdad y la justicia, tomó vigencia el decreto enviado a la Legislatura por Alfredo Cornejo para dar por finalizada “la cuestión docente”. Con 23 votos a favor, dos abstenciones y 23 votos en contra (FPV y FIT) la decisión de desempate tuvo que tomarla el radical Néstor Parés como presidente de la Cámara Baja.cor-700x389
La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) ha convocado a un paro nacional para el próximo 4 de abril en solidaridad con los docentes de aquellas provincias donde las paritarias aún se halle en conflicto. Los gremios docentes locales, SUTE y SADOP, se sumarán a esta protesta dado que pese a la aprobación del decreto cornejista “…esta lucha es el principio de este sistema neoliberal de precarizar el salario de los trabajadores, esta lucha la comenzamos nosotros ahora pero la seguirán los próximos que vengan porque cuando tengan paritarias con otros trabajadores va a pasar lo mismo porque es un método sistemático que tiene este gobierno neoliberal en contra de los trabajadores, ellos gobiernan para un grupo que no son los trabajadores así que hay que ir por los derechos laborales” según expresó a este medio María Luisa Nasif, secretaria adjunta del Sindicato Argentino de Docentes Privados seccional Mendoza.
La fecha elegida para la medida de fuerza no es casual, en ella se conmemora a nivel nacional la muerte del docente neuquino Carlos Fuentealba quien fue asesinado por la policía de espaldas a quemarropa en una manifestación docente en 2007. Para los mendocinos ese mismo día conmemora también lo ocurrido el 4 de abril de 1972, el Mendozazo, donde el gobierno del PD en dictadura reprimió a docentes pacíficos y otros trabajadores.
El día de la sesión que oficializó el decreto de aumento docente los representantes gremiales, afirman algunos medios, cantaban “azo, azo, azo, se viene el Mendozazo”. Esto despertó la indignación de un editor periodístico quien consideró que esto era incitar a la violencia y era “peligroso, absurdo y estúpido”y que eran incomparables las condiciones de ese hecho histórico a las actuales. Consideró que era una inmadurez de los gremios el no aceptar haber perdido en el marco de “las reglas del juego vigentes”.
El problema es que, como expresó el diputado K Lucas Ilardo en la sesión, si bien no estamos en dictadura como en 1972, sí hay otras condiciones que se repiten como el aumento en la tarifa eléctrica de más del 150% y la falta de diálogo del gobierno hacia los gremios.
Ahora bien, desglosando lo que afirmó el editor indignado, ¿qué es violencia? Algunos sostienen que más allá de que las manifestaciones sociales puedan ser pacíficas o no, son violencia desde que privan a inocentes de un derecho (del tránsito, de clases en este caso, etc).
Concediendo ese punto reveamos: una devaluación del 40%, una inflación no declarada pero que en algunos productos ya es de más del 50%, aumento en tarifa eléctrica del 157% .
Frente a esto un aumento en blanco a los docentes máximo de 14,7 (anualizado). Sumando incentivos docentes (en negro) se llegaría a un 32% anualizado, no se compensa. Pero a esto se agrega que parte de ese incentivo en negro (ítem aula) no lo cobran todos los trabajadores de la educación y quienes lo cobren no pueden ejercer plenamente las licencias de salud establecidas por ley porque se les descuenta (ver en nuestra web nota explicativa del tema).
En cuanto a “las reglas del juego vigentes” que marcaba el editor del diario digital, habría que ponerlas en tela de juicio ya que como dijo la diputada Cecilia Soria (FIT): “…entre cerrar una paritaria y emitir un decreto el Gobierno tuvo que hacer una serie de procedimientos legales que no hizo, que los establecen las propias leyes argentinas y la OIT. Ese es un punto legal a favor que tienen los trabajadores…”. O sea que tampoco se siguieron “las reglas”.
En conclusión, frente a un aumento desmedido de precios, un incremento salarial minúsculo y con un ítem en negro, discriminatorio e ilegal que se impone por decreto y no por paritaria ¿un paro docente (siempre que sea pacífico)es violenciao es en sí un medio de defensa ante la violencia institucional? La respuesta a la pregunta queda a criterio de cada lector.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias