Despertador Online

de

del

Pollack anuncia un nuevo acuerdo con los holdouts y que en una semana Griesa levantará las medidas cautelares

Por Jorge Abalo

Compartir

15 abril, 2016

En un comunicado, el mediador designado por el juez dijo que se trata de un grupo que reclamaba US$ 800 millones; una vez que se certifique el pago a los “fondos buitre”, se levantarán las restricciones para salir del default

la-pelea-con-los-holdouts-2188272w280

El mediador Dan Pollack anunció que la Argentina llegó a un nuevo acuerdo con un grupo de holdouts por US$ 300 millones y que otros seguirán el mismo camino en los próximos días.

Entre estos bonistas que se sumaron hoy, sobresale el fondo de inversión Arag, que había entablado una demanda hace pocas semanas.

Además, Pollack indicó que entre jueves y viernes próximo el juez Thomas Griesa certificará que la Argentina cumplió con las condiciones para salir del default. Una vez que llegue esa certificación, quedarán levantadas las medidas cautelares impuestas por el magistrado.

En un comunicado, Pollack dijo que “la Corte de Apelaciones sostuvo hoy que no hubo un abuso discrecional en la decisión de Griesa de levantar las medidas cautelares en forma condicional”. El juez había explicado que las dos condiciones eran derogar la ley cerrojo y acordar el pago con los bonistas que aceptaron la oferta argentina hasta el 29 de febrero último.

Por lo tanto, luego de que se conocieran hoy los fundamentos del fallo de segunda instancia que ratificó la orden de Griesa, el mediador designado por el juez dio a conocer el calendario de la crucial semana próxima.

“Una vez que el juez Griesa certifique que se hicieron los pagos a los holdouts y que la Argentina derogó la ley cerrojo y la ley de pago soberano, la Argentina será liberada de las medidas cautelares que la mantuvieron aislada de los mercados financieros globales durante años”, expresó en un comunicado.

Este paso será “un enorme evento para el Gobierno, sus 40 millones de habitantes, y más aún, el sistema financiero mundial”.

De hecho, luego del fallo de la cámara de Apelaciones, “varios de los pocos holdouts que quedaban se han acercado al Gobierno para firmar acuerdos o entrar en negociaciones para hacerlo, incluyendo un grupo de bonistas individuales que tenían US$ 300 millones a valor nominal de bonos en default y que reclamaban US$ 800 millones”, detalló.

El mediador anticipó que la orden de Griesa permitirá concretar “nuevos acuerdos” y admitió su satisfacción porque “los holdouts remanentes están ahora buscando un acuerdo”.


Comentarios

Mas Noticias