Despertador Online

de

del

Locales


18 abril, 2016

Sobre el impuesto al espumante: ” sean pocos o muchos, es negativo para los productores “

  •   Por Franco D´Amelio

           

¿Cuál es el conflicto de los espumantes? ¿perjudicará a Lavalle? La respuesta en esta nota

T00_espuma(1)

En diciembre de 2015, a pocos días de haber asumido, el presidente Macri declaró que la exención impositiva a los vinos espumantes se acabaría. Este tipo de bebidas consideradas como “de lujo” tienen por ley un impuesto extra del 12% pero desde 2005 los tres mayores bodegueros de este rubro le pidieron a Néstor Kirchner que no se le aplicara a dichos productos el canon a cambio de invertir más en la industria. El ex presidente avaló la medida al igual que las gestiones siguientes y como consecuencia durante este periodo se duplicó la cantidad de bodegas que producen espumosos, aumentó un 45% el consumo en Argentina y según la Unión Vitivinícola Argentina (UVA) se invirtieron $216 millones más de lo exigido por el gobierno en cuanto a industrialización.

La medida defendida por el ministro de Finanzas de la Nación, Alfonso Prat Gay, establece que los espumantes deben pagar el impuesto y Mauricio Macri firmó en un decreto por el cual se aplica la prórroga de esta norma sólo hasta el 30 de abril próximo. Esto ha puesto en vilo a la ya en crisis vitivinicultura local, tal es así que en estos días Bodegas de Argentina (cámara que agrupa a los bodegueros a nivel nacional), la UVA y la Asociación de Viñateros de Mendoza se aunaron para -junto con las autoridades provinciales- intentar explicarles a los gobernantes nacionales cómo esto perjudicaría a toda la industria vitivinícola argentina a partir del 1 de mayo.

Ahora bien, para comprender cómo afecta esto al sector particularmente en Lavalle se consultó a Juan Jaime, director de Promoción Económica departamental. Primeramente el funcionario declaró en relación a la crisis vitivinícola: “si bien ha aumentado el precio de la uva, esto ha sido lamentablemente por las inclemencias climáticas que han reducido la cantidad de uvas, pero no se ha resuelto el problema de fondo del sector”.

No sólo perjudica a los “lujosos”

Independientemente de que el presidente de UVA, José Zuccardi, comentó que los espumantes ya no son un bien de lujo sino que están en cualquier mesa argentina como otro vino, la medida macrista causaría molestias también en los bolsillos de quienes no almuerzan con un extra brut.

Así se entiende a partir de lo dicho por Juan Jaime quien explicó que aunque la medida es específica para los espumantes, “igualmente se marca una tendencia, si un vino fino o un espumante sube su precio, el resto de los vinos comienzan a subir

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias