Despertador Online

de

del

Deportes


24 abril, 2016

El balance negativo de los Jaguares: números en rojo y rendimiento en caída

  •   Por El Despertador

           

La gira por Nueva Zelanda y Japón cerró con déficit la primera mitad de la temporada y abre interrogantes por los Pumas

super-rugby-2192234w620

ToKIO.- Con la derrota por 36-28 a manos de Sunwolves, Jaguares finalizó la primera mitad de su temporada de estreno en el Súper Rugby muy por debajo de las expectativas, cargando siete caídas consecutivas y un rendimiento decreciente. La exigente gira por Nueva Zelanda y Japón dejó un saldo negativo que demanda un replanteo profundo para remontar en los próximos cuatro partidos. De lo contrario, la situación podría afectar al seleccionado nacional.

Grandes esperanzas

Por lo que había mostrado este grupo de jugadores en el Mundial y por lo que ellos manifestaban, existía la ilusión genuina de llegar a los playoffs. Reunir a todo un seleccionado nacional en un mismo equipo, mientras el resto lo tenía disperso en cinco o seis, se insinuaba como ventaja. La realidad demostró que el rugby argentino aún está muy lejos de las potencias del sur. Hoy Jaguares no puede permitirse pensar más allá del encuentro siguiente.

Una racha nefasta

La gran mayoría de las siete derrotas seguidas fue frente a rivales contra los que se podía perder. Exceptuando a Sunwolves y en parte a Blues (más aún por cómo fue el desarrollo), los adversarios eran superiores, pero también equipos a los que se aspiraba a superar. Lo que no se esperaba era perder todos esos partidos, más allá de que algunos se escaparon por poco y dejaron sensaciones positivas. Al final, la seguidilla terminó afectando el rendimiento. Sea por pérdida de confianza o no, lo cierto es que Jaguares entró en una desorientación que derivó ayer en una caída ante un oponente claramente inferior.

Producción decreciente

El pozo en el que se ha caído es tal que hoy el resultado pasó a un segundo plano. La prioridad pasa por recuperar un rendimiento que, aun en las derrotas iniciales (incluso hasta el 40-22 vs. Hurricanes), insinuaba signos alentadores. En los dos últimos partidos se tocó un punto tal que es momento de revisar cuestiones básicas, como el tackle, la limpieza del ruck, la disciplina.

Cuestión de actitud

Falla un tackle no ocurre por falta de capacidad. Tacklear es una destreza que estos jugadores tienen bien incorporada, que hace al gen del rugbier argentino. No es algo que se solucione con entrenamientos. Se trata, entonces, de una cuestión de actitud. Los protagonistas afirman que el grupo está unido y no hay signos que sugieran lo contrario. Tanto más, entonces, habrá que trabajar en lo psicológico.

Figuras y decepciones

Hubo en esta primera mitad del certamen algunos rendimientos altos. Santiago Cordero incrementó su desequilibrio y aparecía como una de las figuras del torneo hasta que un accidente automovilístico lo dejó fuera de la gira. Facundo Isa, Pablo Matera y Tomás Lavanini (éste, de manera más irregular) pusieron adelante al equipo y contagiaron con el tackle ofensivo. En cambio, se espera más de puntales como Agustín Creevy, Nicolás Sánchez y Juan Martín Hernández. Los dos medio-scrums nuevos están lejos de Martín Landajo, otro punto alto. De los más jóvenes, el más destacado es Emiliano Boffelli, que, excepto frente a Crusaders, mostró madurez y gran capacidad. El objetivo de foguear jugadores está cumpliéndose, incluso más forzadamente que lo deseado ante la plaga de lesiones, pero está claro que quedarse sólo con eso haría perder el sentido de competir en un campeonato de esta magnitud.

Revancha inmediata

Para revertir la situación hay otra oportunidad el próximo sábado. En Vélez, Jaguares recibirá a Southern Kings, que tras la victoria de Sunwolves pasó a ser el peor del certamen. Lo muestran los números y también un estilo mucho más anodino que el de los japoneses. Jaguares no está en condiciones de subestimar a nadie, pero no deja de ser una gran chance de reencontrarse con el juego y con la victoria. Sólo así se podrá tomar envión para el último tramo previo a la ventana de junio: tras una semana de descanso, recibirá a Sharks y visitará a Lions y a Kings. Es cierto que el equipo llegará el martes tras un viaje largo y con la hora cambiada, pero también que en la Argentina espera un grupo de rugbiers frescos.

La duda

Ya muy lejana la chance de entrar a los playoffs, la mayor preocupación pasa por cómo repercutirá la actuación de Jaguares en los Pumas. Los jugadores son los mismos, aunque -se intuye- con menos rotación. ¿Logrará sostenerse el seleccionado sin los rugbiers de Europa? Falta mucho para responderlo..

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias