Despertador Online

de

del

Reclaman que los colectivos de Lavalle no tienen rampas para los discapacitado y algunos ni se detienen para que suban

Por Franco D´Amelio

Compartir

25 abril, 2016

El llamado de atención lo desarrolló una asociación civil departamental que busca garantizar el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad.

56b3e013eaaf1_1420_!

Beatriz Videla es la presidenta de la Asociación Madres con Hijos Geniales, ella en nombre del resto de los padres que conforman la organización han solicitado el apoyo al presidente del Honorable Concejo Deliberante a fin aumentar el peso institucional del reclamo a PRESTACIONES S.A. Argumenta que en algunos casos es imposible desarmar una silla de ruedas para incluirla en un colectivo y que en ciertas ocasiones algunos choferes “pasan de largo cuando ven las sillas”.

En diálogo con Videla ella comentó: “el reclamo que queremos hacerle a PRESTACIONES es porque nunca ha tenido micros con rampas, en ningún lugar del Departamento hay un solo micro que tenga”.

Madres con Hijos Geniales es una ONG lavallina que busca brindar asistencia a las personas con discapacidad, especialmente a aquellas que no cuentan con cobertura médica. Actualmente está conformada por un grupo de veinte padres que se asociaron en busca de atender a las necesidades comunes que tienen al tener hijos con distintos tipos de discapacidad.

Uno de esos puntos en común es la incomodidad de tener que desarmar una silla de rueda para subir a sus hijos a las unidades de la empresa de los colectivos amarillos. Pero más allá de las molestias Beatriz Videla aclara: “hay dos mamás que nos han comentado que los choferes no paran cuando ven las sillas de ruedas”. Aparte de esa aparente desatención, Videla aclara que aunque paren: “no siempre es posible desarmar las sillas. Hay sillas de ruedas que no se pueden desarmar, por ejemplo hay dos mamás con hijos que tienen parálisis cerebral y no puede desarmar sus sillas. Tienen que llevar sus chicos al Notti a hacerse controles y si no tienen para pagar un taxi o no consiguen, no pueden llevarlos”.

Más allá de una cuestión moral

Beatriz comentó que aún no han realizado un reclamo formal a la empresa si no que en este tiempo han decidido hacerlo al haberse establecido más institucionalmente como asociación, y aclara con piedad maternal: “se entienden que ellos (PRESTACIONES) no tienen por qué saberlo si uno no reclama”.

 

Sin embargo, más allá del conocimiento o no de casos puntuales, la utilización de rampas y demás elementos que facilitan el acceso a las personas discapacitadas es una cuestión legal. La Ley nacional 24.314 en su artículo 22, inciso a, dice: “las empresas de transportes deberán incorporar gradualmente, en los plazos y proporciones que establezca la reglamentación, unidades especialmente adaptadas para el transporte de personas con movilidad reducida”.

Un descuido generalizado

El Ministerio de Transporte aclaró en una nota de prensa reciente que en el pliego de 2005, aún vigente, las empresas de transporte estaban obligadas a que el 10% de sus unidades tuvieran rampas para subir sillas de ruedas.

En la misma nota el organismo estatal declaraba que desde enero hasta ahora se han labrado 45 actas por mal o nulo funcionamiento de las rampas mecánicas en los colectivos. En un operativo reciente desarrollado por Transporte en una esquina céntrica se controlaron 15 unidades de las cuales 7 fueron sancionadas por estos desperfectos que afectan a quienes utilizan sillas de ruedas.

Hijos geniales, colaboraciones geniales

La Asociación civil Madres con Hijos Geniales es una organización joven, por lo que quizás muchos aún la desconozcan. Para sumarse o colaborar con ella es útil saber que jueves por medio se reúnen en la Biblioteca Pública (frente al Parque Nativo) y que se la puede contactar mediante Facebook (cuenta homónima) o al teléfono: 2612390030.

 


Comentarios

Mas Noticias