Despertador Online

de

del

Deportes


23 mayo, 2016

Cómo es la Súper Liga Argentina que planean los grandes

  •   Por El Despertador

           
En  AFA, ya no es sólo un rumor: la mayoría de los clubes grandes de nuestro país tienen en mente armar un torneo paralelo que ya no controlaría la AFA

Ya no es sólo un comentario de pasillo. Los clubes grandes del fútbol argentino planean armar un torneo llamado Súper Liga Argentina que ya no se disputaría en las esferas de la AFA, a la que “sólo” le quedarían por administrar los certámenes de ascenso y el universo de la selección.

Esto ya fue admitido por Matías Lammens, presidente de San Lorenzo y principal impulsor de la moción, a la que adhieren, entre otros, Racing, River y Boca. La idea se basa en la necesidad de generar más recursos para los clubes, algo que ya sucede, por ejemplo, en España. Y suena un presidente: Marcelo Tinelli.

Este viernes, los dirigentes de los clubes que motorizan esta propuesta volverán a reunirse fuera del ámbito de la Asociación del Fútbol Argentino, cuyo presidente actual, Luis Segura, y uno de los candidatos a presidirla, Claudio Tapia, rechazan fervientemente.

Tan arraigada está la idea que Lammens y compañía (opuestos a Segura y Tapia) han dejado trascender que estarían dispuestos, en caso de que AFA se imponga o ponga palos en la rueda, a escindirse por las malas. Y una muestra han dado en las últimas horas: ninguno de estos cuatro grandes asistió a la reunión de Comité Ejecutivo.

Resta saber qué postura tomará Independiente, presidido por Hugo Moyano, que es suegro del Chiqui Tapia, y otros clubes que todavía no se han pronunciado. Si se da este Súper Liga, serían como máximo 16 los clubes participantes. Y se les haría muy difícil subsistir a los más chicos y del ascenso. Justamente, los que ya le han dado su apoyo a Tapia en su carrera a la AFA. Pura política.

El modelo español

En ese país, la Liga de Fútbol Profesional “es una asociación deportiva de carácter privado que está integrada exclusiva y obligatoriamente por todas las sociedades anónimas deportivas y clubes de Primera y Segunda División”, según señala en su estatuto.

“Tiene personalidad jurídica propia y goza de autonomía, para su organización interna y funcionamiento, respecto de la RFEF (Real Federación Española de Fútbol), de la que forma parte. Organiza sus propias competiciones, si bien en coordinación con la RFEF, lo cual se instrumenta a través del Convenio suscrito entre ambos organismos”. Ese es el modelo que pretenden replicar.

Conocé los detalles del torneo que quieren aprobar en la AFA

La tan promocionada Superliga que se avecina en el fútbol argentino es resistida por los clubes más modestos. Esta semana llegó a Buenos Aires Javier Tebas, el titular de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), para explicar el formato que se piensa imitar, en la Argentina.

Algunos cuestionan este método, ya que los dos grandes, Real Madrid y Barcelona, cuentan con beneficios en una relación de ocho a uno con las instituciones más chicas, lo que deriva, entre más, en la hegemonía de campeonatos y títulos. Sin embargo, según dicen los que defienden el modelo, la versión argentina intentaría hacer un reparto más justo de los ingresos.

La exposición realizada durante la jornada por Tebas ante los representantes de distintas instituciones argentinas en el predio de AFA en Ezeiza fue considerada como “atractiva e interesante” por los concurrentes, generándose resistencias en la mayoría de quienes previamente se oponían a ella por la premura con la que se la pretende poner en marcha (para el inicio de la temporada 2016-2017 de agosto).

Pero para entender de qué se trata la Súper Liga y como funcionaría en el fútbol argentino, Tebas dejó hoy las siguientes pautas bien específicas que ayudaron a clarificar el panorama:

  • 1- Volver al torneo de 20 equipos en primera división y la B Nacional, las dos categorías que compondrían la Súperliga, ya que desde la Primera B a la D, así como los certámenes correspondientes al Consejo Federal y el seleccionado argentino, su principal fuente de ingreso, quedarán bajo la órbita de la AFA. Para llegar a esas cifras la idea es hacer descender de a cuatro equipos en cuatro temporadas y subir de a dos.
  • 2- La AFA también mantendrá bajo su tutela el Tribunal de Disciplina y también la designación de los árbitros para los partidos de todas las categorías, pero no así en todo lo que tenga que ver con la Súper Liga.
  • 3- El calendario seguirá teniendo la impronta europea, jugándose los torneos de agosto a junio, pero desaparecerán los promedios del descenso, y deberán respetarse a rajatabla fechas y horarios, tal como sucede en el Viejo Continente. La Copa Argentina seguirá jugándose también bajo el contralor de la AFA.
  • 4- La AFA tendrá representación en la Conmebol, donde la idea es proponer que las Copas Libertadores y Sudamericana sean anuales.
  • 5- Los ingresos por derechos de televisión de la Súper Liga podrían triplicarse y para eso se licitarían hasta 2030, pero manteniendo la gratuidad hasta 2019, cuando vence el contrato de Fútbol para Todos. Después sería pago.
  • 6- La iniciativa de crear un canal de televisión temático por donde se emita la actividad del seleccionado Selección y las categorías menores, además de futsal y otros eventos, no avanzaría, porque todo lo producido por el representativo nacional en concepto de ingresos sería también para la AFA.
  • 7- La distribución de los ingresos se realizará de la siguiente manera: Del total de lo que se perciba por derechos televisivos, el 80 por ciento irá a los clubes de primera división y el otro 20 por ciento se repartirá en partes iguales entre la B Nacional y la AFA, con un 10 para cada uno.
  • A su vez los clubes de primera de la Súperliga repartirá la mitad de ese 80 por ciento en partes iguales para todos y el resto por porcentajes que estarán relacionados con el rating televisivo, el mérito deportivo (por ejemplo hoy dos ‘chicos’ como Lanús y Godoy Cruz estarían entre los principales beneficiados) y cantidad de socios.
  • 8- El 10 por ciento que recibiría la AFA de los derechos de televisión de los clubes de primera y B Nacional deberá utilizarlos para sostener a las categorías B, C y D, más las que participan de los torneos del Federal A, B y C.
  • 9- Para sanear las cuentas de los clubes ninguna institución podrá contraer nuevas deudas, bajo el riesgo de sufrir sanciones deportivas si lo hacen. Para favorecer esto se creará un Fondo de Inversión con el objetivo de remodelar los estadios de primera división y la B Nacional que están comprendidos por la Súper Liga.
  • 10- La AFA recibirá dinero que se obtendrá del 90 por ciento (80 de primera y 10 de la B Nacional) de los derechos de televisación de los partidos de la Súper Liga para facilitar que los clubes vayan saldando las deudas que mantienen con ella.

Un principio de acuerdo: Moyano al sillón de la AFA; Tinelli a la Superliga

Frente al callejón sin salida en el que se encontraba la dirigencia del fútbol argentino, un principio de acuerdo podría aportar una luz de esperanza, habilitando al dúo que componen Hugo Moyano y Claudio Tapia a conducir la AFA mientras a Marcelo Tinelli se le asignaría el cargo de presidente de la futura Superliga .

Conforme el entendimiento inicial, Moyano o su yerno Claudio Tapia ejercería la presidencia de la Asociación del Fútbol Argentino después de la presentación de una lista única para la elección del 30 de junio, mientras que el grupo Ascenso Unido y sus aliados habilitarían la creación de la Superliga, que tendría a Tinelli como su conductor.

Respecto a la definición del candidato para el sillón que actualmente ocupa Luis Segura y que fue de Julio Grondona a lo largo de más de tres décadas, se espera que la semana próxima el clan Moyano tome una determinación.

Los votos y la construcción del espacio le pertenecen a Chiqui Tapia, pero si Moyano, de 72 años, decide desempeñar la presidencia, podría haber un entendimiento favorable al líder sindical.

“Esta sociedad tiene más de 60 votos en la Asamblea y reúne más de 24 equipos para la constitución de la Superliga”, fue el análisis tras este encuentro de representantes. Con esa distribución, cada uno de los espacios se abocaría a desarrollar sus mayores habilidades específicas. Como líder de los clubes de la primera A, Tinelli construiría una Superliga competitiva y atractiva, con gruesos ingresos económicos, que incluirá a la primera y la segunda categorías. Por su parte, con el grupo Ascenso Unido como bastión, el dúo Moyano-Tapia se encargaría de la representación institucional e internacional del fútbol argentino y organizaría las divisiones del ascenso junto al Consejo Federal.

Además, en este primer bosquejo también se determinó que el seleccionado argentino tendrá una doble conducción. Por un lado estará el seguimiento institucional y deportivo por parte de AFA, y por otra parte, la dirección comercial, de marketing y de imagen correrá por cuenta de la Superliga.

La incógnita que resta dilucidar es la postura del gobierno nacional frente a este acercamiento entre Moyano y Tinelli mediante terceros, que dejó fuera de la negociación a uno de sus alfiles: Angelici. En principio, el Poder Ejecutivo, encabezado por el presidente Mauricio Macri, tenía la firme intención de garantizar la creación de la Superliga antes de la elección de la AFA. En el nuevo escenario, se cumpliría ese objetivo, aunque ya no bajo el liderazgo del titular xeneize.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias


Publicidad

Mas Noticias