Despertador Online

de

del

Agro: las posibilidades e imposibilidades de un año ” mediocre”

Por Franco D´Amelio

Compartir

mayo 30, 2016

La agricultura que ya venía con dificultades estructurales debe afrontar este año un entorno de ajuste y azotes climáticos. ¿Cuáles son las posibilidades para el productor?

images

El campo, hablando de éste no como los exportadores sojeros beneficiados con las reformas macristas sino como los pequeños y medianos productores, está grave. Los tarifazos a los servicios, una devaluación del 40% que en algunos casos duplicó costos, tasas crediticias altas y como si fuera poco, una pérdida del 50% en la cosecha de uva por razones ambientales son las principales causas. Por ello conviene ver las posibilidades que vislumbran distintos actores dentro de esta situación.
José Ortiz es el socio gerente de Lavalle Cooperativa Frutihortícola (LACOFRUT) y haciendo una descripción de cómo ha sido el último semestre para la Cooperativa comentó: “nosotros realmente como venía la mano con el kirchnerismo estaba muy difícil continuar por la fuerte carga fiscal que teníamos, uno buscaba un cambio pero hasta ahora no se ha visto, si bien hay que dar tiempo a este gobierno, nosotros en este rubro no podemos dar mucho tiempo…Este semestre no ha sido bueno, tenemos una inflación muy alta y eso es terrible para este sector…Además hemos tenido muchas pérdidas por el mal tiempo, eso no es culpa del gobierno, ha sido un año mediocre…”.
Si bien Ortiz aclara que espera un cambio para el segundo semestre del año, es un hecho que la temporada 2015-2016 acaba de ser cerrada y que las expectativas deben ser puestas en mira al 2017. “Al productor no le queda otra que seguir sembrando, porque si no se siembra no hay cosecha, la perspectiva que tenemos es sembrar y esperar una temporada mejor”, afirma.
En cuanto a las exportaciones el socio gerente de LACOFRUT explicó: “en lo que es ajo, nosotros dependemos de Brasil, en los años anteriores hubo muchísimas trabas para exportar, dicen que ahora se van a reabrir, no lo sabemos porque aún no hay ajo, pero si no fuese así va a haber una crisis catastrófica porque el productor necesita esos ingresos en noviembre”.
El cooperativista aclaró que la situación compleja no es exclusivo de su organización sino que “es compartida por todo el agro” y afirma que los productores piden: “una mejora en los productos regionales, ni con este gobierno ni con el anterior se les da importancia, no sé por qué tienen olvidados los regionales, no se les da la importancia que se debería”
ED: ¿Cuál cree que deba ser el camino a seguir por un pequeño productor?

JO: “Creo que el camino es agruparse para llegar a mejor puerto, individualmente es muy difícil y más si se es pequeño o mediano productor. El cooperativismo es la clave, especialmente en tiempos difíciles”.

Créditos: entre salvavidas y anclas

Los financiamientos bancarios se elevaron como tantas otras cosas en lo que va de comienzos de año. Actualmente un préstamo para capital de trabajo (remodelaciones, maquinarias, materia prima, etc) para una PyME tiene una tasa de interés de entre el 40% y casi el 60%.
Pablo Rodríguez, gerente de la sucursal lavallina del Banco CREDICOOP, comentó sobre esta situación: “no ha habido al menos acá un aumento en la solicitud de préstamos debido al incremento de las tasas, de hecho la solicitud de las empresas ha bajado. Como ejemplo, el año pasado un crédito que nosotros dábamos al 24% hoy está a 40% y eso ha desalentado mucho”.
Cuando se le consultó a Rodríguez si había alguna alternativa para PyMEs (más teniendo en cuenta que esa entidad bancaria nació justamente en apoyo a cooperativas y pequeños productores), él explicó que recientemente sacaron una nueva línea de créditos para PyMEs con una tasa del 26%, que incluso es inferior a lo que pagan por plazos fijos.
“En Lavalle la mayoría de las PyMEs que tenemos son agrícolas y con esta línea hemos tenido muchas solicitudes, el 90% han sido de actividades propias del campo”.
Saliendo del ámbito privado, otra opción para los pequeños emprendedores es la del Fondo para la Transformación y el Crecimiento que históricamente fue el recurso más accesible para este segmento. En el caso de préstamos para capital de trabajo, tienen una tasa aproximada del 16%, en su sitio web pueden hallarse los simuladores para cada línea crediticia.
Sin duda como en toda situación de crisis, el apoyo mutuo y la búsqueda de diversas opciones, junto con inventiva y una buena cuota de fe, siguen siendo las claves para progresar.

“no ha habido al menos acá un aumento en la solicitud de préstamos debido al incremento de las tasas, de hecho la solicitud de las empresas ha bajado. Como ejemplo, el año pasado un crédito que nosotros dábamos al 24% hoy está a 40% y eso
ha desalentado mucho”.


Comentarios

Mas Noticias