Despertador Online

de

del

La obra maestra

Por Natalia Tomelin

Compartir

mayo 30, 2016

Nadie puede negar que Lavalle, en materia de obras, ha crecido en los últimos tiempos. Ahora, podemos disfrutar y hacer uso de lugares que hasta no hace muchos años atrás eran baldíos. Nos enorgullecemos al decir que somos lavallinos cuando visitamos otros lugares.

20160503-0002

Recuerdo cuando con mi familia nos mudamos a Villa. Por ese entonces, unos veinte años atrás: no habían semáforos; pocas eran las calles asfaltadas; el Parque Nativo era un gran campo sucio, siempre enlagunado y con mal olor; donde funciona el CEIL, la puerta de ingreso a ese terreno. La Biblioteca Pública un espacio oscuro, peligroso para quienes atravesaban caminando de Dr. Moreno al “Santa”. La rotonda de la Virgen, desprolija, se caía a pedazos.

Era inaudito pensar por aquellos años, década del ’90, lo que vendría después. Porque si nos detenemos un instante a observar nuestro barrio, las calles por las que circulamos a diario, notaremos el progreso. Tanto, que ¡hasta Hotel tenemos!

Seguramente, queda mucho por hacer en cuanto a obras públicas y también privadas. Pero me alegra pensar en el trabajo de los últimos años. Logros del Estado pero también de los vecinos. Me entusiasma, la tarea en conjunto. La inversión de los comerciantes en nuestro departamento, pudiéndolo hacer en cualquier otro punto de la provincia.

Es por lo antes mencionado, que escucho con atención y sobre todo con esperanza, el relato de un grupo de mamás que vienen desde hace un tiempo trabajando para lograr un INSTITUTO DE REHABILITACIÓN para sus hijos con capacidades diferentes.

Hace unas semanas atrás, nos visitaron LAS MADRES CON HIJOS
GENIALES. Y puedo confesar, que nunca sentí tanta emoción y agradecimiento con un/unos entrevistadas/os, que el que invadió el aire de la 90.3 Radio del IES.
Es que ellas, en un principio tímidas, abrieron sus corazones y nos contaron sus historias de vida…
Juan (sólo por llamar de algún modo a los cientos de chicos que necesitan tratamientos y cuidados especiales), se levanta muy temprano los días que tiene que ir al médico. Haga frío o calor, su mamá lo prepara, le pone su mejor ropita, lo peina y perfuma. Salen de casa. Su mamá junta fuerzas para empujar la sillita…Juan no puede caminar.
Intentan subir al colectivo, luego de esperarlo un buen rato (es que algunas veces no pasa a horario y es mejor estar atentos antes que esperar una hora al próximo).
El micro llega. No tiene rampas. La mamá de Juan, de apenas 8 años, mira con cara de desconsuelo. Algún pasajero siempre predispuesto la ayudan a subir.
Juan está cansado, el viaje lo altera. Llegan al centro mendocino y luego al instituto donde es atendido. Pocas son las ganas de ejercitar. Lo vence el sueño.
La mamá lo anima, aún les queda esperar a la tarde para regresar…
Juan, hizo todo lo que el acompañante terapéutico le indicó. Juan progresa. La estimulación que recibe le hace tan bien…
A la semana siguiente, la situación se repite. Pero esta vez, el niño no tiene ganas de hacer los ejercicios. El viaje lo ha cansado mucho. El día de tratamiento está perdido.
Pasa otra semana. Esta vez el dinero para llevarlo no alcanza. Habrá que esperar una semana más…

La Asociación Madres con Hijos GENIALES, trabaja por un sueño: Cambiar la realidad de muchos niños, niñas y adolescentes de nuestro departamento. Transformar sus vidas ayudando a que reciban atención médica (que dicho de paso, es un derecho que tienen no?).
Entonces, luego de escuchar cada una de sus historias, se me viene a la mente TODO de lo que hemos sido capaces los lavallinos. Y me pregunto si será en algún momento factible la posibilidad de que los micros tengan rampas, los lugares públicos también.

Y al finalizar la entrevista, me queda picando (por contagio de este grupo bellísimo de personas) la necesidad/ el sueño/ la esperanza de que en conjunto algún día se concrete una obra más. Quizás la más esperada, ya que surge de una necesidad de nuestra comunidad: TENER ESE TAN DESEADO Y VITAL INSTITUTO PARA QUE CIENTOS DE CHICOS MEJOREN, AUNQUE TAN SÓLO SEA UN POCO, SUS VIDAS.
¡OJALÁ, LO LOGREMOS!
¡GRACIAS AL GRUPO DE MADRES CON HIJOS GENIALES POR TANTO TRABAJO Y AMOR!
¡OBRAS COMO ESTAS SON LAS QUE DEBEN ENORGULLECERNOS!
Los invito a escuchar la entrevista en la fan page: “más allá de las palabras”


Comentarios

Mas Noticias