Despertador Online

de

del

Deportes


15 agosto, 2016

Lanús volvió a festejar el nacimiento de una estrella con acento guaraní

  •   Por El Despertador

           

Brian Montenegro marcó el gol del triunfo sobre Racing con colaboración de Miguel Almirón, otra figura del ‘granate’ proveniente de Paraguay, un país asociado a la historia del ganador de la Copa Bicentenario.

copa-bicentenario-2252504w620

Otra estrella para Lanús con acento guaraní. Porque no solo se quedó con laCopa Bicentenario al superar a Racing en el último minuto del tiempo adicionado, en una rápida jugada entre los dos jóvenes paraguayos como lo son Miguel Almirón y Brian Montenegro , sino que en la final del campeonato 2016, en la goleada a San Lorenzo (4-0), también resultó ser la figura Almirón, que en otra veloz maniobra señaló el segundo gol, determinante para el éxito final.

De todos modos, si se hace un repaso en las estadísticas granates se observará que en los dos títulos internacionales y en los tres nacionales, que ostenta, más un ascenso a primera, en todos los planteles hubo jugadores oriundos de Paraguay. Como si hubiera una estrecha relación con esa nación, tanto que hasta son miles los ciudadanos oriundos de esas tierras, que residen en el distrito de Lanús.

Por este último apunte, quizá, habría que comenzar a desgranar esta historia tan particular. Porque de una familia de la zona, oriunda de Paraguay, surgió aquel destacado goleador de la década del 60, Bernardo Acosta. El que integró el equipo que ascendió a primera como campeón de primera B de 1964, formando una pareja ofensiva con Ángel Manuel Silva, que los fanáticos del fútbol, no solo de Lanús, la recuerdan como la de “los albañiles” porque construían paredes formidables en cada jugada.

Posteriormente, aquel plantel que alcanzó el primer título internacional ganando la desaparecida Copa Conmebol -reemplazada por la Copa Sudamericana-, en 1996, lo integró el defensor de la selección guaraní Teófilo Barrios, aunque tuvo poca participación. Otro jugador de aquella nación que perteneció a un equipo campeón de Lanús, fue el volante central Eduardo Ledesma, el del torneo Apertura 2007, primer título nacional.

La historia más reciente se emparenta con la llegada de Guillermo Barros Schelotto, como técnico de los granates, en julio de 2012, junto a su hermano mellizo Gustavo, como ayudante de campo, la misma función que cubrió con el DT uruguayo Gregorio Pérez, durante varias temporadas en la liga paraguaya. Fue así que ‘el Guille’, asesorado por su hermano, pidió la incorporación del volante Víctor Ayala , del club Libertad, quien fuera una de las piezas claves en la obtención de la Copa Sudamericana 2013 y alcanzó activa participación en el tramo final del último torneo logrado en mayo pasado. Recientemente fue transferido a Al-Nasr SC, de la liga de los Emiratos Arabes Unidos.

Del mismo modo llegaron, posteriormente, el zaguero central Gustavo Gómez, también de Libertad, y Miguel Almirón, proveniente de Cerro Porteño. Ambos figuras en el Lanús campeón 2016. Con la particularidad que los dos alcanzaron mayor rendimiento de la mano del actual entrenador, Jorge Almirón, que supo darle la ubicación, soltura y confianza necesaria para que pudieran lucirse. Gómez fue transferido, semanas atrás, a Milan, de Italia, mientras que ya existen un par de clubes europeos interesados en Almirón, que tras su gran jugada de ayer, manifestó: “No solo fue mérito mío, también de mis compañeros, que me apoyan para que pueda jugar como lo hago”.

La última incorporación paraguaya llegó hace unas semanas, Brian Montenegro, de Nacional, de Asunción, goleador en la liga de su país en el primer semestre de este año y que marcó, en su debut oficial, el gol del triunfo frente a Racing, por lo que el delantero dijo: “Me parece un sueño, debutar y con mi gol darle otra estrella a Lanús”, la de la Copa Bicentenario, la quinta que ilumina un sector del Sur.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias


Publicidad

Mas Noticias