La Lepra arrancó con viento en contra

En la ventosa tarde de Puerto Madryn a Independiente Rivadavia no le salió una: una ráfaga sopló frente al arco de Aracena para convertir en gol un centro de Figueroa y minutos más tarde, Curuchet debió ser hospitalizado. Debut terrible.

No salió nada. La historia ya había arrancada torcida, en realidad, cuando el miércoles pasado se decidía en AFA que la B Nacional arrancaba este fin de semana.

Independiente debió salir abruptamente a buscar vuelos y hospedaje en menos de 24 horas para realizar uno de los viajes más largos y agotadores de la competencia. Sin combinaciones posibles, el equipo tuvo que volar hasta Comodoro Rivadavia y, desde allí, unir los más de 500 kilómetros vía terrestre.

El jueves iba a salir un nuevo boletín con malas noticias: Cardozo y Lugo se lesionaban en el amistoso ante Gutiérrez. El viernes se volvía a alterar la normalidad cuando le comunicaban al cuerpo técnico que se especulaba con la posibilidad de ir a Madryn por tierra (más de 23 horas de viaje). Los planetas parecían alinearse contra la Lepra.

Ayer, la hostilidad del viento hacía presagiar que todo se iba a hacer cuesta arriba en el Raúl Conti. Sufría el equipo en esa primera etapa y apenas arrancaba el complemento, el mismísimo viento mandaba dentro del arco de Aracena lo que claramente era un centro de Figueroa.

La fortuna no estaba del lado de Independiente. Y para completar el magro panorama, diez minutos más tarde, Facundo Curuchet golpeaba con una de las paredes laterales del estadio y debía ser hospitalizado.

Pasó de todo. La única buena es que lo de ‘Curu’ al parecer no fue grave. Del resto, fue todo para el olvido. Que All Boys que sea la fecha 1 del Azul que esperamos todos.

 

Martín Astudillo: “Tuvimos oportunidades claras pero nos faltó eficacia”

“En el primer tiempo tuvimos poco la pelota y eso nos perjudicó a la hora de salir de contragolpe aunque no pasábamos demasiados sobresaltos con la circulación de balón que tenían ellos. En el segundo tiempo se abrió el marcador en un centro aislado y eso cambió todo. Nos quedamos con la actitud del equipo que buscó el partido por arriba y por abajo en una cancha bastante atípica a la cual te tenés que adaptar y, a veces, corrés riesgo. Ellos acertaron en una de las dos jugadas en las que nos crearon peligro y nosotros tuvimos oportunidades más claras pero no tuvimos la eficacia para llevaron algo de Madryn. Hasta el gol ellos no nos habían generado peligro”, declaró Astudillo tras la derrota en el debut de la competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *