Despertador Online

de

del

Deportes


31 agosto, 2016

Cómo será el reparto en el nuevo contrato del fútbol argentino para la Superliga

  •   Por El Despertador

           

A partir de 2017, la primera división recibirá $1950 millones, que serán divididos con la distribución actual. Desde 2018 se tendrá en cuenta el mérito deportivo.

La mitad de los clubes de primera división discutieron ayer en la sede de la AFA el proyecto de distribución de ingresos de la Superliga, órgano que entrará en funciones a partir de 2017. El boceto de reparto establece modificaciones en el reparto de los fondos desde 2018. En principio, las tres categorías ( Boca y River en el Grupo I; Independiente, Racing, San Lorenzoy Vélez en el Grupo II; el resto de los 24 equipos en el Grupo III) se mantendrían durante todo 2017.

A partir de 2018 se tendrán en cuenta otras variables a la hora de distribuir los ingresos, como por ejemplo el mérito deportivo (a mejor ubicación en la tabla general de posiciones, más dinero de la TV) y el share televisivo. Una parte de los ingresos, además, se dividiría en partes iguales. Según el proyecto de reparto de dinero, confeccionado porMatías Ahumada (tesorero de Boca), en 2018 el dinero se distribuiría de la siguiente manera: 40% según los tres grupos actuales, 30% en partes iguales para todos, 25% según el share televisivo de cada equipo y 5% de acuerdo con el rendimiento deportivo. Estos porcentajes variarán hasta el sexto año de vigencia de la Superliga (2022), cuando el 50% se repartirá en partes iguales, un 25% según el share televisivo y el otro 25% en base al rendimiento deportivo. Además, como la idea es que el número de equipos en primera disminuya de los 30 actuales a los 20 ideales en la temporada 2021-2022, el porcentaje que cada club recibirá por mérito deportivo será cada vez mayor. De esta manera, si el campeón de la temporada 2017-18 recibe el 10,85% del monto total distribuido en base al mérito deportivo, esa fracción aumentará hasta el 13,56% en la temporada 2021-2022.

Los 15 asistentes a la reunión de ayer se llevaron una copia impresa del modelo de distribución. Alejandro Nadur ( Huracán) y Ricardo Carloni ( Rosario Central) fueron optimistas en cuanto a una pronta resolución del asunto. Está previsto que la semana próxima un ejecutivo de la firma IBOPE, que mide los ratings televisivos, concurra a una reunión con los directivos en la sede de la AFA para explicar en qué consiste y cómo se mide el share. La convocatoria responde, sobre todo, a la inquietud de los clubes del interior del país. En la tabla del share, los cinco primeros puestos son ocupados por los cinco grandes: Boca (9,21%), River (7,9%), Independiente (4,8%), San Lorenzo (4,62%) y Racing (4,1%). Después aparecen Rosario Central (3,85%), Huracán (3,27%) y Tigre(3,23%).

Los integrantes de la Superliga esperan recaudar un piso de $2500 millones por los derechos televisivos de la temporada 2017-2018, pero para poder cerrar la negociación necesitan presentar cuanto antes su estatuto y constituirse como asociación civil. Además de resolver el tema del reparto de los ingresos, el otro punto que todavía no se definió es el de las autoridades. Queda por saber el perfil del presidente: si será un directivo de un club o un CEO, como si fuera una empresa. Sí quedó desterrada la posibilidad de que quien comande la Superliga tenga reelección indefinida: podrá renovar su mandato una sola vez. Si la Superliga empezara mañana, unos $1950 millones quedarían para los clubes de la primera división. Se volvería a tomar la base actual para el reparto, es decir la división en tres grupos. En el Grupo I, Boca y River cobrarían $104,36 millones anuales; Independiente, Racing, San Lorenzo y Vélez (Grupo II) recibirían $79,574 millones; a los otros 24 clubes de primera se les transferirían $59,291 millones.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias