Despertador Online

de

del

Locales

Titulos


3 octubre, 2016

Don Carmelo, artesano y ameno anfitrión de La Asunción

  •   Por Alfredo Garcia

           

En el Puesto El Águila, de La Asunción, Carmelo Villegas parece atento a la tarea destinada a alisar un extenso tiento de cuero vacuno, el que en días más destinara a trenzar el lazo de unos 12 metros que hará para cumplir un pedido. Según su descripción será un lazo de seis tientos, aunque según el requerimiento, puede llegar a tener también cuatro u ocho de esas prolijas tiras bien curtidas.

dscf0931

carmelo-villegas-11

El es uno especialista en este tipo de tarea artesanal, lo que aprendió muy joven,” … cuando tuve que salir a rebuscarme la vida”. No tuvo oportunidad de estudiar, pero desde chico agudizó su ingenio y aprendió este arte, observando las hábiles manos de un puestero-artesano.

Quien llegue de visita a este pueblo del secano lavallino, solo tiene que preguntar por su nombre y encontrará sin dificultad su casa. Es así simplemente: “Don Carmelo”, aunque su nombre cierto es Marcelino Villegas. Hijo de Domingo Herrera y Cecilia Villegas, nació el 16 de Julio del 55, día de la Virgen del Carmen, coincidencia por la que le asignaron el apelativo Carmelo. Esto aconteció en el puesto “Las Hormigas” en las cercanías de la reserva Telteca.

Relata que ” ..tenía 15 años cuando falleció mi padre y tuve que salir a buscar trabajo. Y tiempo después- por los años 70- llegue a La Asunción, empezando con las changas de descarga de las maderas que llegaban en tren para construir la finca Stabio”.

Tiempo después y dada la situación, salió en busca de otros horizontes laborales, para retornar a la Asunción en 1993. Junto a su esposa Clara Molina se establecieron en este lugar, al que consideraron óptimo para criar y educar a sus hijos Javier, María, Verónica y Abel.
“Así fue como empezamos a cortar adobes y construimos la casa, mientras que también trabajaba realizando enmaderado en las fincas.
“Acá empezamos a criar chivos- agregó- y al presentarse la posibilidad de recibir visitantes, también comenzamos a preparar comidas (empanadas y chivos asados) actividad en la que fuimos creciendo con la propuesta de turismo que apoyó la municipalidad”.

El artesano

Su especialidad en artesanías comenzó a moldearla casi a los 12, cuando estuvo realizando algunas tareas en un puesto de Santa Rosa. Pasaba largos ratos mirando a Evasio Sosa, un experto artesano. Y así fui aprendiendo. Y en la actualidad confecciona cinturones, bozales, cabrestos, maneas, lazos y billeteras entre otras cosas.

Carmelo es además, reconocido por sus conocimientos en la realización de construcciones en barro.


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias