Despertador Online

de

del

Lavalle cada vez más lejos del bono

Por Franco D´Amelio

Compartir

octubre 24, 2016

El pasado miércoles el presidente Macri, junto con algunos funcionarios de primera línea e intendentes, se reunió con dirigentes d e l a CGT y representantes de las principales cámaras de empresariales del país en el encuentro del Diálogo para la Producción y el Trabajo. Se habló de aumentar la productividad y favorecer la inclusión social a través de la creación de empleo y se acordó un bono de fin de año con un valor de referencia de 2 mil pesos para el sector privado. La bonificación sería por única vez, no remunerativa y si bien desde el Gobierno se planteó la posibilidad de una medida semejante para los empleados nacionales, el resto del sector público estaría excluido del “compromiso” (voluntario) del empresariado. Sin embargo, los empleados públicos provinciales y municipales no serían los únicos que mirarían pasar la pelota.

El presidente de la Federación Económica de la Ciudad de Buenos Aires, Raúl Zylbersztein, consideró “absurdo” el hecho de que no se invitara al evento a ninguna de las cámaras que representan a las PyMEs ya que ellas generan el 80% del empleo argentino. A este disgusto se sumó el hecho de que el macrismo negó la posibilidad de que se le ayude a los pequeños empresarios a pagar dicho bono por lo que resultaría casi imposible concretarlo. En diálogo con Orlando Nicolosi, dirigente del PD en Lavalle, éste opinó que la bonificación era “algo bueno, lógico” y agregó “entiendo la posición de la PyME…el bono lo considero lógico pero habría que haberlo manejado de otra manera para que el pequeño empresario no se vea tan afectado”. Explicó que además a este empresario lo perjudican las altas tasas fiscales que le dejan a un viñatero, por ejemplo, cerca del 38% de margen de ganancia, y remarcó que el bono: “representa un ajuste para la PyME pero esto es algo más de lo que venimos trayendo del gobierno anterior, nos tenemos que ajustar por todos lados y algunos les afecta más que otros”. Sin embargo, esto no coincidiría con los estudios de CEPA que afirman que si se hubiese mantenido la inflación de 2015 – incluso con los porcentajes de las paritarias de este año- habría habido un leve incremento del poder adquisitivo ED: ¿Coincide con el ministro Triaca, quien dijo que el bono compensa la pérdida del poder de compra de los trabajadores? ON: “No, no se compensa porque la pérdida de poder adquisitivo ha sido mayor, no nos engañemos ni engañemos a la gente…Estamos hablando de un bono de 2 mil pesos y yo te aseguro que aunque fuera de 4 mil no alcanzaría…” La situación lavallina Nicolosi, quien es dueño de una casa de repuestos automotriz, dijo que en su caso sí podrá pagarle el bono a sus empleados, pero que en relación al resto de las PyMEs de Lavalle: “no sé, algunas podrán y otras no…depende de a qué se dediquen…si son productos de primera necesidad quizás puedan, pero si son de segunda o tercera necesidad quizás se les complique”, y reconoció que este proceso de ajuste va a “cortar cabezas” de algunos pequeños empresarios. Otros comerciantes de Villa Tulumaya, Lavalle también pusieron en tela de juicio el bono de fin de año, porque se “suma al resto de las cargas que en el último tiempo se vienen g enerand o, por ejemplo la s tarifas, que en el 80% de los locales lavallinos generó una suba superior al 100%, con una baja en las ventas del 20%, cargas impositivas, y también desinfecciones (ver aparte). A su vez, otro cono cid o comerciante de la zona sostuvo que “algo vamos a arreglar, el CEC firmó un aumento del 19%, que no incluye ningún bono, por lo que cada comercio creo que terminará cerrando un acuerdo más bien personal con cada empleado.

 


Comentarios

Mas Noticias