Despertador Online

de

del

Octubre: el mes de Lavalle

Por Alfredo Garcia

Compartir

24 octubre, 2016

Lavalle ha retomado este octubre su clima festivo, todo en recordación de la figura de Juan Galo Lavalle, signado por esta razón como su patrono civil. Tal como sucede habitualmente, el día 20 se transforma en una jornada de fiesta, como se merece una recordación de esta envergadura, más allá de lo que pueda analizarse sobre esta controvertida figura de nuestra historia nacional. No es en este caso el punto en consideración en este relato.

Es que pretendo centrarme en la importancia que siempre se dio a la evocación hasta erigirse en Fiesta Departamental. Simplemente así la conocí, como un mes de recordac ión, costumbre que ya lleva más de cincuenta años, según las referencias. Alo largo del tiempo tuvo distintos formatos, según el momento político o la situación económica, pero siempre conservó el respeto al motivo que le dio origen, a la vez que sirvió para que expresiones culturales locales se mostraran. Esto sin dejar de lado la posibilidad de promoción para el departamento más allá de sus límites. Cierto es que en estos tiempos, el evento tiene su propia impronta, con escenarios muy bien ideados, permitiendo que las actividades que se programan sean exitosas. Eso es un progreso que todos debemos apreciar. Pero, por otra parte, los mayores también recordamos aquellas festividades de los 60´ y los 70´, como los clásicos espectáculos artísticos frente a la plaza central. Eso despertó mi curiosidad apenas llegué al departamento. Muy pronto esta comunidad me fue enseñando el valor de este mes con todas aquellas acciones que se generaban casi a partir de la Festividad Religiosa del pueblo de San Miguel- exactamente cada 29 de Septiembre-; y ahí nomás, el primer fin de semana de octubre, las Honras a la Virgen en Lagunas del Rosario. El mes estaba iniciado y el fervor por encontrar actividades variadas fue haciendo necesario la organización de una larga lista de actividades, las que marcaban su instancia mayor cada fecha 20 de octubre. Sin ser un analista de estados especiales, puedo asegurar que en todo lo descripto tiene gran importancia la identidad de este pueblo con el mes de octubre. Lo hizo propio y le asignó un valor trascendente. Y entiendo que eso merece ser respetado. De allí que siempre apoye este rumbo y acepté los desafíos que se me asignaron en cada tiempo. Si hasta se integraba una Comisión de Festejos con activa participación de los vecinos. Debo entonces reconocer que estuve entre los funcionarios municipales que nos sumábamos a las iniciativas, lo que considerábamos una enorme responsabilidad. Mucho me fueron enseñando esas personas: mis compañeros y compa ñeras de trabajo , superiores y vecinos, en ocasiones comerciantes, quienes no dudaban en restar tiempo personal a cambio de ver un buen resultado en la “Fiesta Departamental”. También estaban aquellas gra tas respuestas a la hora de coordinar con solistas o grupos musicales, elencos de teatro, artistas plásticos y titiriteros, entre otras variables. No faltaban aquellos que se sumaban de buena onda. Vale reconocer públicamente por esa disposición, por lo que hicieron y por lo contribuyeron a que el mes de octubre se afianzara como el “mes de Lavalle


Comentarios

Mas Noticias