Despertador Online

de

del

Locales


25 octubre, 2016

Miembros de la Asociación El Palmeral hicieron su descargo

  •   Por Jorge Abalo

           

Esta vez fue el turno del descargo de la dirigente Viviana López, quien junto a más de 100 personas realizaron una asamblea en la Unión Mutua l de Jubilados de la Provincia, para defenderse de los ataques de la prensa, aclarar inquietudes y ver la forma de continuar de la Asociación. También se analizó la demanda penal iniciada por un grupo de 40 personas de la Asociación por defraudación y la posibilidad de desalojarlos por incumplimiento de contrato.

 

El sábado 15 de octubre por la mañana, decenas de personas se congregaron en la Unión de Jubilados de Lavalle, junto a la dirigente Viviana López, y el abogado de la Asociación.El Despertador fue invitado para escuchar la otra campana, según reza la invitación, y allí departió con la asamblea por espacio de dos horas y media, los pedidos, inquietudes, reclamos y propuestas de los socios. En la misma, Viviana López fue la encargada de abrir el encuentro y señaló: “hay una demanda hacia mi persona, que salió en el diario, ahí dice cosas muy feas, tanto de mi persona, como del barrio, y yo quiero que el doctor se lo aclare a él y a ustedes, y ver que va a pasar, qué va a pasar con la demanda”. De esta forma, entregó el micrófono al abogado de la Asociación, quién en una síntesis, acusó al abogado de la otra parte, de no interiorizarse de los problemas, cargó contra el jefe de la oficina de Relaciones con la comunidad del municipio, Lucas Mena, y también contra el grupo de personas de la Asociación El Palmeral I y II que entablaron una demanda penal. Fustigó a los socios que no pagan la cuota, y señaló finalmente a El Despertador por escuchar una sola campana. Sin embargó, admitió que el proyecto El Palmeral está cargado de irregularidades, pero sostuvo que fueron por motivos de ingenuidad y no por otro motivo. Señaló también, que se construyeron 110 casas por un monto total de $4.900.000, lo que da un monto de $40.000 por vivienda. “¿Quién puede construir una vivienda por ese costo? ¿Dónde está la malversación de fondos?, una simple cuenta demuestra que no ha habido nada de eso”. Se rió de los subsidios que le fueron otorgados por los gobiernos de Jaque, Pérez y Alicia Kirchner, (no quedó muy claro si fue porque no los reconocía como tales, o porque eran de muy bajo monto), y aseveró que lo lógico es que los socios deben entender que para continuar con la construcción, hay que cumplir con las “reglas”. Acá entró en un terreno sumamente pantanoso , porque un asociado lo interrumpió para preguntarle por los recibos que entregaba la entidad como comprobante de pago de cuota, que dicen Asociación El Palmeral, y no tendrían validez. El abogado señaló que la validez estaba dada por el papel que se le había entregado a cada socio de El Palmeral II y III por los lotes, pero que cómo habían adherido a las normas del I debían pagar y trabajar, para seguir siendo parte de la entidad y en el caso de los que vivían allí, no ser desalojados. En ese sentido, fueron muy grandes las críticas del abogado a las personas de la Asociación El Palmeral II que iniciaron una demanda penal, sosteniendo “ellos ya tienen sus casas y no quieren seguir pagando, por eso hacen esto”, y arengó a la asamblea a desalojarlos, porque eso ya se había resuelto) Por otra parte, señalaron como uno de los máximos responsables de las irregularidades, al jefe de la Oficina de Relaciones con la Comunidad, Lucas Mena, de quien dependían los balances de los primeros años, y que nunca los entregó, por lo que la Asociación entró en una espiral de la cual no pudo salir. Señalaron que Mena, cobró honorarios por los trabajos realizados, y que mediante sucesivas cartas documento se le pidió que los entregara, a los cuáles éste se negó. El abogado señaló que la Asociación irá por una demanda contra el funcionario comunal. Por último cargó contra la prensa escrita, por no escuchar las dos campanas. Este cronista agradeció la invitación de la Asociación, y sostuvo que no todas las notas de El Despertador fueron críticas (NdR: se publicaron varios artículos en años anteriores sobre las bondades del proyecto, hasta que aparecieron las denuncias). También señaló el periodista que “no hay que matar al mensajero y que si se estaba en la reunión era precisamente para escuchar la otra campana. En ese sentido, apareció la caballerosidad del abogado para disculparse con el medio. Como el proyecto está inmerso en un mar de irregularidades, (no se sabe a esta altura si es una Asociación, una SA, o una empresa constructora SRL,) admitidas por socios y el propio abogado, se barajaron algunas alternativas para desarrollar. Una fue convertir a la Asociación en Cooperativa, la otra en hacer una Unión Vecinal, etc. Sin embargo, hay una cosa que quedó flotando en el ambiente, y es la falta de confianza, producto de la carencia de transparencia, algo que difícilmente se pueda resolver con ” buenas intenciones”.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias