Despertador Online

de

del

Cómo busca Jaguares contrarrestar la falta de Facundo Isa, su mejor jugador de 2016

Por El Despertador

Compartir

11 marzo, 2017

El equipo siente la pérdida del octavo; el sustituto natural es Senatore, pero se complementa con Lezana y Matera; hoy, ante Lions, en Vélez desde las 16.40; TV por ESPN2

Dos veces jugaron los Jaguares ante Lions el año pasado. Fue una derrota y una victoria para los argentinos, que cayeron en Sudáfrica por goleada (24-52) y ganaron 34-22 en Vélez, en la última fecha de la primera rueda.

Hay jugadores muy buenos y hay fueras de serie. Facundo Isa pertenecía al segundo grupo, los que se salen del molde, los que aparecen de vez en cuando. La tercera línea es la posición con más recambio en los Jaguares , pero ninguno alcanza la polivalencia que aportaba en cada partido el santiagueño antes de emigrar al rugby francés, a principios de año.

Esta tarde, a las 16.40 en Vélez, los Jaguares jugarán su primer partido de la temporada como locales ante Lions, un equipo que llega sin varios titulares, pero conserva la temeridad de su tercera línea, una gran prueba para ver cómo se reacomoda el equipo sin el mejor jugador de la pasada campaña.

Quien ocupa su lugar en la cancha como octavo es Leonardo Senatore, pero antes bien, reemplazar a Isa demandará del trabajo colectivo de toda la tercera línea, que se completa con Pablo Matera y Tomás Lezana, sin olvidar a Juan Manuel Leguizamón, Javier Ortega Desio, Benjamín Macome y Rodrigo Báez, jugadores experimentados que están al mismo nivel.

Con sólo 23 años, Isa se destapó la temporada pasada como un jugador desequilibrante, potente en el contacto, con una capacidad de tracción y velocidad admirables, un paquete completo de destrezas y voraz a la hora de tacklear. Para muchos especialistas, el mejor del mundo en la posición. Los números no mienten: fue el mejor del equipo en acarreos y metros ganados con la pelota, el segundo en quiebres defensivos y defensores superados, el tercero en tries, el cuarto en off-loads y el quinto en tackles. Una gran pérdida para los Jaguares.

“Facu era un excelente jugador, lo extrañamos, pero más como amigo”, aclaró Agustín Creevy, el capitán de los Jaguares. “Leo [Senatore] está en un excelente nivel, es un jugador que aporta mucha experiencia, muchas destrezas, a mí me encanta el juego de Leo. También tenemos a Tomi Lezana, que está haciendo un poco el trabajo que hacía Isa de poner al equipo adelante. Lo mismo Matera.”

Siete días atrás, la tercera línea de Stormers planteó un desafío similar al de hoy, y los argentinos respondieron. Senatore, que había empezado el 2016 como titular y perdió el puesto luego de una suspensión, es un jugador muy dúctil e inteligente, pero no tan potente. Ese rol le cupo a Lezana, quien se lució como ball-carrier, algo que Matera había hecho en el debut con Kings. La función de dar la primera puntada con los forwards y romper la línea de ventaja es fundamental en el juego de los Jaguares, ya que sólo así se consigue tomar envión y generar espacios en las puntas para que los tres cuartos desequilibren.

El equipo que presentará hoy Lions no es el mismo que se impuso 52-24 en el primer encuentro, ya que varias figuras quedaron en Sudáfrica, como Ruan Combrinck, Julien Redelinghuys, Franco Mostert, Elton Jantjies, Lionel Mapoe y Rohan Jense van Resenburg (algunos lesionados, otros por descanso). Pero tampoco es el segundo equipo que vino a Buenos Aires en la última fecha de temporada regular y cayó 34-22. De hecho, precisamente la tercera línea es de primer nivel en la competencia, con el Springbok Warren Whiteley, Kwagga Smith, repatriado del seleccionado de seven, y Cyle Brink, figura del enfrentamiento en Johannesburgo el año pasado, y aun Jaco Kriel en el banco.

“Lions no parece un equipo sudafricano. Pueden ser frontales, pero también tienen un muy buen juego de manos, desplegado, se pasan mucho la pelota, atacan desde cualquier sector, son muy peligrosos en el mano a mano, tienen buena obtención, un scrum sólido? son fuertes en casi todas las facetas de juego”, describió Senatore.

El regreso al José Amalfitani, donde ganaron tres de sus últimos cinco encuentros, será un aliciente para los Jaguares, que vienen de una gira que calificaron de positiva: sin jugar bien, cumplieron ganando en el debut, y ante Stormers tuvieron una actitud que deja una imagen esperanzadora. Siempre y cuando, claro, se solucione el tema de la disciplina y se ajuste la defensa.

“Volver a jugar en casa es espectacular. Ojalá que la gente pueda venir a alentarnos”, anheló Creevy. “Sabemos lo que sufrimos allá, pero este es un año para volver a acomodarnos en el Super Rugby y crecer como equipo. No es una revancha, pero sí es muy importante. No estamos pensando en ganar, sino en encontrar nuestro sistema y jugar cada vez mejor. Si es ganando y más estos tres partidos acá, estaría buenísimo”.ß

El rival de los Jaguares será Lions, finalista el año pasado del Super Rugby, El equipo sudafricano viajó a Buenos Aires sin varias de sus figuras y tendrá nueve cambios respecto a la formación que venció la semana pasada a Waratahs de Australia. El equipo será Jaco van der Walt; Courtnall Skosan, Jacques Nel, Harold Vorster, Anthony Volmink; Shaun Reynolds, Ross Cronjé; Warren Whiteley (C), Cyle Brink, Kwagga Smith; Marvin Orie, Andries Ferreira; Johannes Jonker, Robbie Coetzee y Dylan Smith.

Dos veces jugaron los Jaguares ante Lions el año pasado. Fue una derrota y una victoria para los argentinos, que cayeron en Sudáfrica por goleada (24-52) y ganaron 34-22 en Vélez, en la última fecha de la primera rueda.


Comentarios

Mas Noticias