Despertador Online

de

del

Locales


30 junio, 2017

Mesa del agua en La Asunción: avances, retrocesos y ausencias en la lucha contra el arsénico

  •   Por Franco D´Amelio

           

El pasado miércoles se reunió en La Asunción la Mesa por el Agua que agrupa a referentes de la comunidad residentes en el secano con organizaciones territoriales e instituciones públicas para abordar este tema tan sensible en nuestra zona.

 

 

El encuentro fue convocado por las comunidades huarpes debido a un reciente informe del Ente Provincial del Agua y de Saneamiento (EPAS), el cual establecería que el agua transportada por el acueducto del desierto (que se cobra como agua potable) no lo sería debido a los altos niveles de arsénico.

Asistieron, además de los convocantes, representantes de la Dirección de Obras Públicas municipal, la Dirección de Promoción Económica, el CONICET, Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación, UST, Dirección de Economía Social de la Provincia, entre otros.

Un dato llamativo fue la ausencia del EPAS (quien irónicamente emitió el comunicado que motivó la reunión) y el Área de Salud de Lavalle. La coordinadora de esta última institución, Carina Lacroix, excusó : ” no participamos…porque el Área nunca tuvo participación en la mesa…y cuando vi la temática no la entendí…estaba dirigido a otros sectores”.

Algunos de los que sí asistieron a la mesa por el agua informaron que frente a la contaminación natural de arsénico en la fuente de agua que provee al secano, surge como posible solución implementar filtros especiales de agua en cada casa de la zona (unas 600);los cuales deberían reemplazarse cada dos años.

Se trata de dispositivos diseñados por la Universidad Nacional de San Juan y que han sido premiados a nivel nacional y privados en distintas zonas rurales desde 2004 a la fecha. Al respecto de esta opción, el director de Promoción Económica de Lavalle, Juan Jaime, explicó que los filtros tendrían la capacidad de filtrar el 90% del arsénico y que el Municipio ha desarrollado unos cuarenta para desarrollar una prueba piloto en la zona afectada.

Cuando se le consultó a Jaime cuándo se empezarían a implementar estos primeros filtros, respondió: “…según lo mencionado por la Dirección de Obras y Serivicios , podríamos empezar a llevar al campo esta misma semana…habría que ver qué familias o referentes quisieran empezar a aplicarlos para que esto genere confianza en la población…”

EPAS, yo avisé Según comentaron diversos partícipes de la mesa por el agua, Ente Provincial del Agua y de Saneamiento, no sólo no estuvo presente en la última reunión, sino que su participación en esta temática habría sido meramente informativa y proponerle (como lo hizo ya en febrero) al Gobernador que declare la emergencia sanitaria para Lavalle.

Es decir, el organismo sólo se limitó a informar que los niveles de arsénico en el agua provista al secano estaban por encima del 0.05 mg/litro establecido como máximo tolerable por la Organización Mundial de la Salud.

Planteó como posible solución crear plantas que filtraran y dispensaran agua en el campo y que la gente se trasladara hasta allí para abastecerse de agua potable en bidones. Sobre esto Jaime opinó: “… (esto) carece de un conocimiento de la realidad y de la geografía del lugar alarmante…la gente tendría que hacer kilómetros para buscar agua…cuando esa misma calidad la pueden tener en sus casas con los filtros…”

Considerando la participación tan escueta de tal organismo, ahora el desafío para los integrantes de la mesa por el agua es buscar por distintos medios los fondos para crear todos los filtros necesarios para las familias afectadas, lo cual costaría cerca de un millón de pesos.

Por último, el funcionario municipal cargó contra el ente provincial ya que conociendo de estos dispositivos hogareños no los ofrecen como parte de la solución porque “desconfían de que la gente los vaya a usar”. Algo así como suponer que los lavallinos sosteniendo la posibilidad de preservar su salud y la de sus hijos, por alguna razón que desde Provincia no especifican, no lo harían. Ante esto Jaime agregó: “…se requiere que el EPAS se involucre en la solución y no sólo haga resoluciones…que se pongan a la altura de las circunstancias…”

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias