Despertador Online

de

del

Locales


5 septiembre, 2017

¿VARELA o VIDELA?

  •   Por El Despertador

           

Juan Cruz Varela fue un escritor, periodista y político argentino que nació en Buenos Aires en 1794 y falleció, autoexiliado en Montevideo (Uruguay), en 1839. La escuela primaria del Barrio Andacollo, en el distrito de 3 de mayo, lleva su nombre. No hemos sabido los vínculos de don Juan Cruz con nuestra provincia, y menos con nuestro departamento, pero de todas formas se lo homenajeó con esta distinción.
Por otro lado, su tocayo, Juan Cruz Videla fue Constituyente de Mendoza en 1854, Diputado Provincial en varios períodos, Jefe de Policía y Coronel del Regimiento de Guardias Nacionales, además de un conocido terrateniente maipucino. Su casa, que aún se conserva en el pueblo de Tres Esquinas, Maipú, es una de las más antiguas de Mendoza.

Resulta que hace algo menos de un mes, apareció sobre la Ruta Nacional 40, a la altura del km 3331, donde está ubicada la escuela 1-261 “Juan Cruz Varela”, a ambas manos de la ruta, dos carteles oficiales de la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) con la señalización de la existencia de una escuela llamada “Juan Cruz Videla” (ver foto).

Las hipótesis de lo que parece un error de “tipeo” son, al menos, dos. La primera propone que las autoridades de la DNV deseaban reconocer a un mendocino y no a un porteño y se manifestaron con esta particular propuesta de cambio de nombre. Y la segunda dice que los Videla son una familia numerosa en el Barrio Andacollo y quisieron hacer justicia para el lado de su genealogía.

Consultamos a la directora de la escuela, María Ortiz, sobre si se había hecho algún reclamo al respecto del error cometido por la DNV. Nos comentó que ella viene desde Costa de Araujo, por caminos internos y que no se había percatado del error, pero que “hace algunas semanas gente del lugar me lo había dicho”, aunque mencionó que ningún papá, ni docente, se lo había mencionado y que por eso la escuela no había iniciado gestiones para reclamar, pero que, a partir de nuestra consulta, iba a comenzar acciones de reclamo ante la DNV, averiguando cual es el camino jerárquico dentro de la Dirección General de Escuelas para este tipo de trámites.

Por la otra parte intentamos, infructuosamente, comunicarnos con alguna autoridad de la DNV para buscar una explicación al yerro. No fuimos atendidos de manera directa, pero otra fuente de esa institución nos informó que no se habían percatado del error, que nadie los había informado y que es la empresa COINGSA la que, por esas cosas de la tercerización de los servicios, habían colocado los carteles con el fallo. De todas formas nos informaron que, a partir de enterarse por este medio, iban a corregir en breve y colocar carteles con el nombre correcto.

Con respecto a otras personas de la comunidad, consultamos a algunas madres de la escuela y otros vecinos que nos informaron que, a pesar de haber notado el pifie, no se les ocurrió darlo a conocer o quejarse. La cuestión quedó en el ámbito de las bromas.

Por momentos parece gracioso, pero, para este humilde cronista, resulta tragicómico. El gasto de fondos públicos que pagamos todos y todas para hacer y rehacer carteles marrados y el ninguneo de personalidades históricas (aunque, confieso, ninguno de los Juan Cruz es santo de mi devoción) como si diera lo mismo. La verdad que es poco serio…

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias