Despertador Online

de

del

Titulos


14 diciembre, 2017

‪No es reforma, es saqueo

  •   Por El Despertador

           

Por Lucas Alvarez

El gobierno nacional ha impulsado una ley de reforma previsional, o mejor llamada ley de “Saqueo Previsional”. Una ley que de implementarse recortará jubilaciones pero también pensiones, pensiones por discapacidad, asignaciones familiares y la AUH. Se recortaran los ingresos de 15 millones de argentinos, de los 15 millones de argentinos socialmente más vulnerables: los jubilados y las familias con menos ingresos.

 

 

 

En marzo de 2018, con la actual formula de movilidad jubilatoria, la jubilaciones deberían subir a $8.200 y la AUH a $ 1.598; con la ley de reforma previsional el gobierno pretende que la jubilación mínima solo llegue a $7.660 y la AUH a $1.492, es decir el gobierno pretende que el jubilado pierda $540 por mes y que la AUH pierda $ 106 por hijo ¿Cuántos remedios menos podrán comprar los jubilados? ¿Cuántos litros de leche menos podrán comprar las familias con AUH? Con este proyecto de reforma jubilatoria los beneficiarios del sistema previsional van a perder ingresos, van a perder plata; diga lo que diga, oculte lo que oculte el gobierno.

Las campañas electorales y el marketing de Cambiemos han sido una gran estafa; hace unos meses se sacaban fotos con jubilados mientras les ocultaban en el cajón esta reforma;en campaña prometieron 82% móvil y que nadie iba a perder lo que tenía, ahora recortan jubilaciones y las prestaciones sociales pierden ingresos; en campaña prometieron: pobreza cero y vamos a vivir mejor, ahora un informe reciente de la Universidad Católica Argentina (UCA) advierte que hay más pobres y que los pobres son más pobres. Como dice Cristina: “El gobierno cumple, pero con el FMI”, al pueblo lo estafa con lindos slogan de comunicación.

El gobierno ha intentado justificar el “ajuste previsional” diciendo que la ANSES es insostenible, que el déficit de la ANSES es insostenible; pero esto es otra gran mentira; ANSES tuvo superávit en 2015, y se volvió ligeramente deficitaria en 2016 por las medidas impulsadas por cambiemos. Sin embargo, la situación dista de ser alarmante en el corto plazo.

La reforma previsional no es una medida aislada, está adentro de un paquete de medida recetadas por el FMI: reforma previsional, reforma laboral y reforma tributaria. En este paquete mientras se le bajan impuestos a las empresas se le quitan derechos a jubilados y trabajadores; como decía Néstor Kirchner en 2001 mientras se discutía el recorte de jubilaciones de la Alianza: “El ajuste a los jubilados es una injustica soberana, es de una falta de creatividad, de decisión…..Es ser débil con el más fuerte y fuerte con el mas débil”

En la calle ya escuchamos constantemente: “que no se llega a fin de mes”, “que cada día alcanza para menos”, en estos dos años los ingresos de la mayoría de la población perdió valor frente a la inflación; y ahora en lugar de remediar esta situación vienen a profundizarla, vienen a seguir ajustando a las jubilaciones y a la AUH y a hacer perpetuo este ajuste. Las recetas del FMI son viejas, los resultados del neoliberalismo ya están comprobados en todo el mundo, los pobres más pobres, los ricos más ricos.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias