Despertador Online

de

del

Encuentros y desencuentros en la problemática de la niñez en Lavalle

Por El Despertador

Compartir

febrero 7, 2018

En nuestro departamento hay una serie de instituciones públicas que trabajan con los temas vinculados a nuestros niños, niñas y adolescentes, es decir que están (o deberían estar) pendientes de lo que les pueda ocurrir en lo que respecta a la vulneración de derechos.

 

 

 

Entre estas instituciones están la Municipalidad de Lavalle a través de su Dirección de Educación, Familia, Género, Diversidad y Derechos Humanos, el gobierno provincial a través de varias instancias como el Hospital, el Área de Salud y específicamente el Órgano Administrativo Local (OAL) de la Dirección de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes.

La función del OAL, según el gobierno de la provincia es actuar “una vez que los Efectores correspondientes hayan agotado las instancias de intervención y los mismos no hayan podido restituir los Derechos Vulnerados de niños, niñas y adolescentes … será incumbencia del OAL intervenir en dichas situaciones de amenaza/vulneración de derechos a través de la adopción de Medidas Administrativas de Protección de Derechos”. Es en este punto donde se genera alguna tensión entre las partes.

En los últimos tiempos se han producido desencuentros entre algunas de las instituciones que, según la Ley 26.061 de protección integral de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, deberían actuar de manera conjunta. El Despertador consultó a Ana Menconi, al frente de la mencionada Dirección municipal, sobre su vínculo con el OAL y el trabajo conjunto: “no compartimos la lógica de esta gestión respecto de lo que es la función del OAL” disparó al comenzar la charla, y agregó: “hay problemas en la articulación y en el trabajo integrado”, refiriéndose al trabajo en red que deberían conformar las instituciones que trabajan sobre estos temas.

También conversamos con Gabriela Villegas, coordinadora del OAL de Lavalle, sobre su tarea y los desentendimientos que marcan desde la comuna. Por su parte Villegas aclara: “nosotros tenemos que garantizar que ese derecho vulnerado se proteja, que alguien acompañe a los progenitores y podemos tomar medidas de protección …” y rescata que “con esta gestión se ha ordenado el trabajo en el OAL, con los nuevos lineamientos” reforzando que “como OAL garantizamos la escucha activa, para nosotros la palabra del niño es lo más importante”

Consultada sobre los vínculos con las otras instituciones y particularmente con el Municipio la funcionaria provincial afirmó: “nosotros necesitamos trabajar con el municipio” y aclaró que “la comunicación es fluida, es más técnica, más administrativa”. Las instituciones deben colaborar de manera activa en el flujo de información, que muchas veces se plasma en informes escritos de la situación: “(la municipalidad) sí nos informa, pero cada uno hace énfasis en su incumbencia… ellos se están enfocando en violencia, pero a nosotros nos hace falta saber lo que pasa al interior de cada familia, nos mandan los informes pero no son específicos y no sabemos qué observaron en los niños, porque ellos siguen sus lineamientos”. En ese mismo sentido, y casi como retrucando, Menconi mencionó que “en el OAL trabajan según un protocolo que ellos arman, y al que tenés que acomodarte, como si fuesen jueces, según su informe, dictaminan, actúan y listo, hemos tenido esos choques”.

Al consultar a ambas funcionarias sobre la influencia de las diferencias partidarias (radicalismo en la provincia, justicialismo en el departamento) para el abordaje de estas problemáticas obtuvimos respuestas disímiles. Por su parte Villegas disparó: “como el OAL depende de la provincia, al parecer, es una cuestión de colores políticos, esta ha obstaculizado el trabajo”, pero continuó “a nosotros no nos interesa qué color político tengas, nosotros estamos acá para trabajar por los niños, entonces no me importa de dónde venga la derivación, para mi tiene el mismo valor, venga de donde venga”. Menconi, desde su lugar, afirmó en el mismo sentido: “independientemente de lo partidario, desde el municipio tenemos una política clara en niñez, adolescencia y educación” y agregó: “la verdad que no lo entiendo, la comunicación se ha cortado, antes gestionábamos en forma conjunta, pero parece que las órdenes son de cero articulación”.

Para tener una tercer mirada consultamos a Silvia Ledda, Directora de la Escuela 4-159 “César Milstein” de El Vergel, quien aportó: “en mi opinión el OAL no está actuando del todo bien, es como si hubieran perdido el foco que deberían tener, que es la protección del menor”. El OAL debe actuar ante derivaciones de instituciones públicas como son las escuelas del departamento, entre otras. “Cuando la escuela deriva un caso es cuando ya se han agotado las medidas, el servicio de orientación hace un trabajo profundo, y recién allí se derivan casos al OAL, no se sale a pedir socorro en la primer situación” afirmó la directora. Una vez que las escuelas derivan al OAL, el trabajo en red debería continuar, pero “una vez que hacemos las derivaciones no hemos tenido una respuesta de los casos, no ha habido una devolución de cómo se hace el seguimiento de ese menor” dice Ledda, y continúa: “cursé notas escritas preguntado por cada uno de los casos, porque yo tengo que dar cuenta de lo que pasó a mis superiores” pero no ha recibido respuestas.

La directiva acotó también: “el OAL tiene mucho trabajo desde hace muchos años, está como saturado, pero a partir del cambio de gestión esto se ha profundizado, tengo la sensación de que les han recortado recursos, porque son muchos los casos en atender”.

Lo que más importa

Frente a los reclamos de Menconi, les consultamos cómo creía ella que estas discrepancias institucionales estaban afectando la protección de los menores, ella contestó: “Lo que sucede es que…se termina resolviendo la institucionalización del niño (alojarlo en un hogar, por ejemplo), porque no se trabaja con la red local…nosotros deberíamos ir armando un hogar en Lavalle para niños y adolescentes, para que se queden en el Departamento…pero ellos (OAL) se han corrido del trabajo comunitario y en red…entonces no podemos empujar juntos para armar una institución como se debe, no como quisiese el gobierno provincial, que una ONG se haga cargo de un hogar de niños…es como poner en mayor vulnerabilidad a los niños en instituciones también vulneradas”.


Comentarios

Mas Noticias