Despertador Online

de

del

Titulos


12 febrero, 2018

A confesión de partes, relevo de pruebas: “No tenemos gente”, admitió Silvana Troncoso, jefa de la policía de Lavalle

  •   Por Jorge Abalo

           

En principio, la situación es muy sencilla. Si a una persona o familia la asaltan, y ésta no denuncia, no aparece en la estadística, y si no aparece en las estadísticas, ningún comisario, o subcomisario o principal de ninguna comisaría del departamento puede negociar con los autoridades del Ministerio mayor cantidad de policías para su región.

Ese circuito vicioso se repite y se agranda, si las posibilidades de denunciar son tan difíciles que para hacerla hace falta viajar más de 50 kilómetros. Está claro, en ese contexto, que para una familia que recién es víctima de un hecho de violencia, como los que se habían venido sucediendo en Costa de Araujo, y que trajo a mal traer a la policía hace dos años y medio atrás, pero que finalmente se resolvió, es difícil, en un momento de suma vulnerabilidad.

A esto se sumó, un cambio de autoridades, tanto del ministerio, como de los funcionarios policiales en Lavalle, que llevó a  una falta total de articulación y de escucha por parte del Ministerio, de los problemas que aquejan a los comerciantes y productores de la zona este, es decir Costa de Araujo y alrededores, que se han visto indefensos en los últimos tiempos.

 

 

Aceptación oficial

En una reunión con 40 productores y comerciantes, que se llevó a cabo en el predio del Festival del melón y la Sandía, el miércoles 7 de febrero, la propia comisario inspector de Lavalle, Silvana Troncoso fue clara: -no tenemos gente-

Ante la pregunta de con cuánta gente cuenta ahora, Troncoso fue elocuente: -tenemos entre 30 y a vece 35 policías, y deberíamos tener 60-

La admisión fue ante la apertura de la reunión que estuvo a cargo de Hugo Manresa, conocido productor de la zona, quien fue enumerando las distintas problemáticas reales que se viven a diario. –El mayor problema- sostuvo Manresa, -es que no vemos presencia policial. -No hay bicicletas, no hay motos, tampoco se ve el cuatriciclo, y el puesto en el río Mendoza está abandonado, sentenció el dirigente. Fue la propia comisario, quien admitió la problemática, y sostuvo que: -el problema es que no tenemos personal- -tenemos las bicicletas, pero no tenemos el personal-. Troncoso aprovechó para hacer la aclaración sobre el cuatriciclo, en cuanto sostuvo que –no está legislado, por lo que no puedo sacarlo a la calle, porque es un riesgo- Troncoso también aprovechó para hacer  hincapié en el cambio de gestión.

Cabe señalar que también estuvo presente, Osvaldo Sarmiento, director de Delegaciones del municipio lavallino, y las concejales Natalia Herrera y Laura Martínez, oriundas de Costa de Araujo. Herrera, sostuvo que -el Concejo Deliberante ha realizado una enorme cantidad de reclamos ante el ministerio de seguridad. Todos por escrito. -Ningún escrito fue respondido-, aseveró la edil.

 

 

-Hay que ser honestos y entender que hubo un cambio de gestión- y como esto fue repetido varias veces por la comisario, no quedó claro, si lo decía porque adhería a ese cambio, que parecía más bien una arenga política, o si en realidad era la aceptación taxativa de que las cosas en materia de seguridad no marchan bien. De todos modos, éster parece ser el primer paso de un serie de reuniones en función de una necesaria articulación entre los vecinos de Costa y la policía del departamento. En palabras de Manresa, -nosotros sólo queremos colaborar, como en otras ocasiones-.

Para terminar, la tanto la comisario como el principal a cargo de la comisaría de Costa de Araujo, dieron sus teléfonos a los presentes para mantener contactos las 24 horas.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias


Publicidad

Mas Noticias