Despertador Online

de

del

Titulos


15 febrero, 2018

Acusaciones por un desalojo en La Pega

  •   Por El Despertador

           

A una familia muy humilde de La Pega le clausuraron su casa donde reside desde hace más de 20 años, a instancias de un dictamen de Obras Privadas del municipio por no encontrarse apta para vivir. Aclaración al respecto

 

El Despertador estuvo ahí y comprobó que la vivienda no estaba apta para ser habitada. Sin embargo, una historia mucho más compleja de amenazas, desalojos e imputaciones, ponen de manifiesto una trama mucho más complicada, en la que como siempre, los más perjudicados son los más humildes.

Beatriz Flores vive en una finca de La Pega, sobre la Ruta 24 (casi frente al Club La Pega) desde hace 24 años. Muchos de sus 10 hijos nacieron allí. Sebastián Patricio Nebot, un abogado que también reside en ese distrito, dice ser el dueño de esa propiedad y le exige a Beatriz y su familia, a través de amenazas verbales, que se vayan del lugar.

La familia Flores posee y trabaja en esa finca desde hace 24 años y, según pudo averiguar El Despertador, Nebot no es el titular registral de la propiedad. Desde el momento en que Nebot, según Los Flores, comenzó a amenazar a la familia se suscitaron varios hechos: corte de alambres, incendios en los alrededores de la casa (donde se quemó la leña acopiada para el invierno), inundaciones con el agua de riego (sin claridad sobre el manejo de la misma o a quien pertenece el turno), amenazas. Según se puede ver, por una serie de denuncias cruzadas. En los últimos 3 meses la actitud de amedrentamiento se profundizó y en varias oportunidades Nebot entró a la propiedad a sacar fotos de la familia. Quizás el punto más álgido de esta situación se dio hace menos de un mes cuando el abogado se bajó de su camioneta con una zapa, e intentó, según la familia, darle un zapazo a una de las hijas de Beatriz. Ante la situación, Hiber Santos, uno de los hijos mayores, se interpuso entre el agresor y su hermana y recibió una herida cortante en la mano. Por este hecho, Sebastián Nebot fue imputado por el cargo de tentativa de homicidio y fue detenido. A los 3 días lo liberaron con una restricción de acercamiento hacia Beatriz y su familia. Desde ese momento depuso, también según la familia, su actitud invasiva, aunque algunos vecinos y vecinas dicen haberlo visto rondando la casa.

A finales de diciembre la familia Flores recibió una visita de agentes municipales que se acercaron con una orden de desalojo para que dejaran la casa, ya que la misma no está en condiciones de ser habitada. Con la ayuda de los vecinos y familiares Beatriz y su familia pudieron construir una pequeña casa de material al lado de la casa inhabitable, para, con mucha dificultad y hacinamiento, tener un techo para cobijarse, en la misma finca, sin perder su posesión. “Fuimos a vivienda del municipio a pedir ayuda para el techo, primero nos dijeron que sí, y luego que no, sólo la delegación nos ayudó con ripio” afirmó la propia Beatriz en diálogo con El Despertador, y continuó: “Nebot tiene contactos en la municipalidad, por eso logró que nos desalojaran”. Ivana, una vecina de la zona, dice haber visto al propio Nebot colocando fajas de clausura junto al personal municipal. “Yo quiero que el municipio me ayude a hacerme la casa para vivir, soy una mujer trabajadora y así he criado a mis hijos” declaró Beatriz. Sobre Nebot dijo: “yo no le hago nada, y vino y consiguió que me tiraran las cosas” en referencia al hecho del desalojo municipal.

Desde la dirección de vivienda aseguraron a El Despertador, que siempre estuvo la idea de ayudar a la familia, pero que no reunía los requisitos de tener los papeles de propiedad.

ED: ¿Cómo actúa Nebot cuando viene a su casa?

BF: Él viene y nos maltrata, nos sacaba fotos cuando salíamos del baño, le agarró las manos a mis hijas, nos cortó los alambres, nos inunda a la vuelta de la casa (entre sollozos). Un día estaba haciendo empanadas, cuando me dí vuelta estaba atrás mío, me dije: este hombre algo me va a hacer, dejé las empanadas y salí corriendo a buscar a mis hijos.

ED: ¿Cómo está su familia con esta situación?

BF: A mi tía le dio un ataque y falleció, un día que él nos inundó, por los nervios del momento. No podemos dormir tranquilos, no comemos bien. Y cuando tenemos que salir a trabajar y dejamos a mis hijas solas no podemos estar tranquilos.

Según pudo averiguar El Despertador, hay movimientos a nivel de catastro provincial donde algunas propiedades cercanas figuran, desde hace poco tiempo, a nombre de familiares de Nebot, lo que podría suponer en una maniobra por parte del abogado, con complicidad “desde adentro”. En lo que respecta al Departamento General de Irrigación, se han modificado padrones de riego sin autorización de los legítimos poseedores, ni de los titulares.

La familia acudió a la Unión de Trabajadores y Trabajadoras Rurales Sin Tierra (UST) para asesorarse sobre la situación. Con varios vecinos y vecinas del lugar, la organización campesina brindó una capacitación sobre Derecho a la Tierra. Mientras el abogado Martín Sánchez de la UST explicaba aspectos legales y jurídicos del tema, Hiber, el hijo de Beatriz, lo interrumpió: “yo nunca escuché esto del abogado, si hubiera sabido estos derechos nos podríamos haber defendido de otra manera”, en referencia al accionar de Gustavo Díaz, el abogado al que la familia había recurrido para su representación legal. Consultando a Diego Montón, referente de la UST en cuestiones de tierra y agua, sobre cómo ven la situación expresó: “como la posesión de Beatriz y su familia es legítima, las acciones de Nebot están orientadas a presionar psicológicamente a la familia para que abandone la propiedad y quedarse con ella”

Ana Comán, vecina de Beatriz, quien la está acompañando en esta situación nos dijo: “a mi me dolió mucho lo que hizo la municipalidad, ¿por qué vinieron y le sacaron todas las cosas de la casa?, ellos están al tanto de la situación que vive esta familia, me da mucha impotencia porque los que tienen que hacer las cosas no las hacen”. Por su parte Fabiana González, referente de Defensa Civil en La Pega comentó cuando tuvo que asistir a uno de los incendios a finales de diciembre: “le prendieron fuego cerca de la casa, a la orilla de la acequia, vinimos y apagamos con baldes de la pileta”, y consultada sobre su experiencia en estas contingencias, la voluntaria aseguró: “ese fuego fue intencional”.

El Despertador logró contactar a Sebastián Nebot, quién prefirió acercarnos su versión por escrito a través del correo electrónico. Al cierre de esta edición la misiva no había llegado. También contactamos al Órgano Administrativo Local (OAL) de la Dirección de Promoción y Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Provincia, para consultar sobre su incumbencia en esta situación, quienes nos dijeron que podrán dar declaraciones hacia finales de este mes.

Aclaración y después

A raíz de las repercusiones producidas por la nota publicada por El Despertador el pasado domingo titulada “Acusaciones por un desalojo en La Pega” vemos la necesidad de hacer dos aclaraciones. Según el municipio, el término desalojo no es preciso. Lo que realiza la comuna en estos casos se denomina clausura y, como la nota lo dice, tiene que ver con las condiciones de inhabitabilidad de la casa. Sin embargo, está claro, que la clausura implica un desalojo, porque de lo contrario, la familia viviría en la misma vivienda. Esta decisión, la de la clausura, es tomada por Asesoría Legal en base a un dictamen de Obras Privadas y no por la Dirección de Vivienda como se deja entender en la nota, en su versión papel.

En ese sentido, son varias las direcciones municipales que intervienen en casos como estos y una alta fuente municipal nos informó que tanto la Dirección de Desarrollo Humano como la de Educación, Familia, Género, Diversidad y Derechos Humanos, están instruidas para salvaguardar los derechos de las personas que habitan en la finca y especialmente niños, niñas y adolescentes. Por la situación de la tierra la Dirección de Vivienda no está con posibilidades de colaborar con material para mejorar la casa de la familia Flores. Desde el municipio, también se nos informó que, el mismo no tomaría partido por ninguna de las partes, y respetaría como corresponde, las instancias judiciales.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias