Despertador Online

de

del

Titulos


28 febrero, 2018

Catorce mil personas desfilaron en la marcha por la educación

  •   Por Jorge Abalo

           

Una multitudinaria marcha de trabajadores de la educación, cercana a las 14 mil personas recorrieron las calles céntricas, para hacer valer su opinión sobre el magro aumento salarial que pretende dar el gobierno provincial a docentes y celadores. En una nueva pulseada, los docentes se volverán a encontrar con el gobierno este viernes, donde se decidirá el final de la historia.

 

 

 

 

 

 

Cornejo retrocedió por primera vez
Es la primera vez que el gobernador retrocede frente a una muestra de acción docente. Y es que los más de 14 mil personas que fueron a la marcha, para el diario Los Andes 8000, y para el gobierno 2000, fueron una muestra demoledora, de que el gobierno tiene algunas debilidades, y esta vez se notó. En ese sentido, por primera vez el gobierno retrocede y decidió esperar la reunión paritaria del viernes para ver si decide la situación por decreto, aunque precisamente, fue el propio Cornejo que dijo que iban a tratar de cerrar un acuerdo sin que estuviera de por medio el fantasma del decreto. Pero todavía las diferencias parecen insalvables, ya que el 7,5% que perdieron el año pasado los docentes y celadores son en números $1000 millones de pesos, según el gobierno.

 

 

 

 

Reunión de comisión técnica: una payasada

Desde el gremio anunciaron, que la comisión técnica no llegó a nada, y que era más de lo mismo, por lo que en un comunicado se expresó en estos términos:
El gobierno insiste en una propuesta de pérdida salarial.
No empata con la inflación. No resulta realmente mensualizado: todos los porcentajes de aumento al Básico y Estado Docente, terminan siendo menos de bolsillo por el congelamiento del Incentivo Docente (FONID). El gobierno se niega a compensar esa pérdida, que es fundamental para que haya un empate con la inflación. Por ejemplo, un 5% al Básico y Estado Docente termina siendo 4,56% de bolsillo para la maestra con 10 años de antigüedad. En los hechos, nos hacen perder nuevamente frente a la inflación de este año. Por lo tanto, sigue siendo insuficiente.
Nos ofrece menos que los otros sindicatos. Al no mejorar ningún aspecto del salario, como hicieron con otros sindicatos, podrán constatar que los aumentos se vuelven irrisorios, porque partimos de un piso muy bajo. Y no es acumulable al mes anterior sino que aplica la inflación acumulada al sueldo de diciembre 2017. Partiendo de un piso muy bajo, por lo que los aumentos terminan siendo casi iguales que el 15,7% en tres cuotas con “cláusula gatillo”. Esto es lo que ya rechazamos en plenario. Por ejemplo, el salario de celador inicial partiría de un aumento de $295,73 en enero. Con un 1,5% de inflación de febrero, recibiría $119,83 más y con 1% de inflación en Marzo, recibiría $79,87.
En definitiva, el gobierno no mejora en nada su propuesta original ni toma nuestras mejoras. Insiste en el punto de inicio.
En este sentido, nuestra responsabilidad es decir la verdad de lo que enfrentamos. Venimos de una movilización histórica, que comenzó a revertir al menos 2 años de desmovilización. Tuvimos todos los gestos e intentos posibles de acercar posiciones, pero el gobierno no está cediendo ni un poco para mejorar nuestra situación.
Por lo tanto, sigue en pie nuestra propuesta original para no perder poder adquisitivo. Llamamos al conjunto a redoblar el esfuerzo para conquistar lo que merecemos. Como dijimos ayer, frente a miles, acá hay una conducción que está dispuesta a llegar hasta el final. No aceptamos extorsiones ni decidimos desde el miedo. Exigimos trato digno e igualitario. Creemos que el gobierno no puede tener aval nuestro para otro año de pérdida salarial.
Lo que sí quedó claro, es que por primera vez, el gremio que conduce Sebastián Henriquez, pasó a la ofensiva, no sólo en el discurso, sino en la acción.
Habrá que ver.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias