Despertador Online

de

del

Titulos


12 abril, 2018

Acusan al presidente de una Asociación, de estafa

  •   Por Jorge Abalo

           

“Vamos a dar una solución”, repitió Miguel Vega como 30 veces en una reunión llevada a cabo el miércoles pasado en la casa de Fabiana Matamoro, socia de dicha asociación en Villa Tulumaya y damnificada. Sin embargo, la gente le seguía diciendo: “-Miguel, ¿nos vas a devolver la plata, si o no? Y Vega repetía para no comprometerse: -vamos a dar una solución-

Cabe mencionar, que Vega es el actual presidente de la Asociación GERVILLA, y fue acusado por más de 20 socios de esa Asociación de quedarse con dinero de ellos. El miércoles pasado, se reunieron en la entrada de la casa de una de las socias, para intentar que Vega diera una respuesta. Sin embargo, el hoy acusado llegó con una escribana al domicilio para labrar un acta donde figurara la disolución de la subcomisión creada a tal efecto.

Pero la historia es un poco más larga. Comienza en el año 2013 con la formación de la denominada Asociación Gervilla, en Costa de Araujo, quien según Miguel Vega, tiene más de 60 socios y un lote donde se construirán casas. Según Vega, en una entrevista con El Despertador, el día jueves por la tarde en el marco de la reunión con los socios, sostuvo que: “esta asociación tiene como finalidad la vivienda, pero también la de generar proyectos laborales para la gente”.

Será por eso entonces, que en el año 2016 apareció en Villa Tulumaya para montar una subcomisión que fuese parte de la comisión de dicha asociación. Hasta ahí todo normal.

Sin embargo, los socios de Villa Tulumaya se incorporaron a la asociación en noviembre del año 2016, y comenzaron a pagar una cuota de $350. El dinero recaudado por la subcomisión era entregado a Vega mensualmente. En el mes de setiembre de 2017 los socios entregaron una cuota de $2000, y a partir de octubre de ese mismo año, la cuota quedó en $450. Todo ese dinero era remitido a través de Vega a la comisión de dicha Asociación en Costa de Araujo. Todo consta en actas.

Sin embargo, en los últimos 3 meses las cosas se pusieron tirantes debido a que Vega no mostraba los papeles al día de la Dirección de Personería Jurídica, cosa que jamás hizo, y que hoy queda claro, según consta en la carta documento que envió a este medio, que no tiene.

La situación empeoró por el reclamo de los socios en el mes de marzo ante la situación de irregularidad en DPJ y que atañe a la Asociación y el pedido de Vega de la devolución del cuaderno de actas (donde estaba asentado el dinero que precisamente le entregaban a éste), Ante esa situación, y ante los reiterados pedidos que le hacían los socios decidieron denunciar a Miguel Vega por estafa, y la causa quedó caratulada como averiguación de estafa, en la oficina fiscal N° 7 de Lavalle.

Vega, quien dice tener tras de sí, un grupo de 60 socios en Costa de Araujo, siempre va acompañado por otro miembro de dicha Asociación: Ceferino Mayorga, quien extrañamente envió una carta documento a este medio con el objetivo de censurar la nota. En dicha misiva, quien dice ser presidente de la entidad, aunque después no aclara su firma nos “conmina a abstenernos de sacar y/o publicar, comentarios, notas y/o entrevistas…”

Esto no hace más que reforzar la idea de que hay algo extraño en esta situación. Nosotros no somos quienes para hacer juicios de valor al respecto, pero sí para desconfiar en sumo grado de quienes pretenden atentar contra la libertad de expresión.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias


Publicidad

Mas Noticias