Despertador Online

de

del

Titulos


2 junio, 2018

Hoy aumenta la nafta nuevamente y continuará en julio

  •   Por El Despertador

           

Que no iba a subir hasta el 30 de junio. Que ayer aumentaba el 1,5 %. Que hoy se paraba el aumento. Pero que finalmente aumenta, pero no el 1,5% sino el 5% hoy.

 


Así es la locura de la liberación de los combustibles, que de seguir en esta lógica deberán seguir su escala ascendente los próximos meses hasta llegar a un 39%, debido al retraso que argumentan las compañías, aunque ahora quieren desacoplar el precio del barril.
Primero acuerdan, después desacuerdan de la noche a la mañana, y al otro día aumenta pero mucha más de lo que se tenía previsto.
Las naftas suben hoy día un 5 por ciento y el gasoil se incrementará en un 4,5 por ciento en todo el país. Así lo informó el Ministerio de Energía, que anunció además que en julio habrá otro aumento del 3 por ciento. No se descarta que en agosto haya también un nuevo ajuste de los precios.
La información difundida por la cartera que conduce Juan José Aranguren precisa que los nuevos precios estarán vigentes a partir de esta medianoche. Queda así sin efecto el acuerdo de no subir los precios que Energía había hecho con las petroleras y que empezó a tambalear con la aplicación de un aumento del 6,7 por ciento del Impuesto Combustibles Líquidos y al Dióxido de Carbono establecido por la AFIP. El ministerio consignó que el aumento de las naftas y el gasoil incluye el traslado de la suba del impuesto.

El acuerdo petrolero sólo se reduce a tres meses

El acuerdo petrolero que el ministro Juan José Aranguren había diseñado para tener precios determinados hasta el final del mandato de Macri, se redujo a apenas tres meses por la fuerte resistencia de las compañías petroleras y refinadoras.
el gobierno reinstaló el barril criollo -es decir un precio desacoplado del valor internacional- que ahora se fijó en 66 dólares para mayo, 67 para junio y 68 para julio, el período del acuerdo.

Esto ayudará a las refinadoras que ya no soportaban el congelamiento del precio de los combustibles impuesto hace unas semanas y que voló por el aire con la reciente devaluación.

Las refinadoras reciben además la autorización a aplicar un aumento inicial del 5 por ciento en junio y del 3 por ciento en julio.

La idea que esta mañana presentó Aranguren imponía un barril criollo de 69,75 dólares hasta el final del mandato, previendo en base a estudios propios que el año que viene el precio internacional iba a bajar y así los productores recuperarían lo perdido.

Esto no convenció a las empresas que exigieron que se le ponga un límite temporal a esta absorción de costos y a partir de ahí el gobierno los compense con un bono si el precio se mantenía por encima del barril criollo. Como el gobierno está lanzando a un fuerte ajuste fiscal exigido por el FMI, no tenía condiciones políticas para firmar un acuerdo que implicaba más subsidios.

De manera que ante la encerrona se resolvió el parche de patear el problema que generó haber intervenido el mercado petrolero, que se había prometido liberar, para dentro de apenas tres meses.

“Lo más grave no es la plata que vamos a perder con este precio de barril criollo, si no la imprevisibilidad que transmite el Gobierno y que seguramente espantará inversiones”, afirmó a LPO un directivo al tanto de las negociaciones.

“En los próximos dos meses continuaremos monitoreando la evolución del mercado para evaluar la continuidad de este acuerdo, su eventual modificación y/o efectuar las compensaciones que el mismo requiera”, se limitó a informar el Ministerio de Energía.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias