Despertador Online

de

del

Alertan sobre el uso de las Fuerzas Armadas en la seguridad interna

Por Franco D´Amelio

Compartir

6 junio, 2018

El pasado 29 de mayo, día del Ejército argentino, el presidente Mauricio Macri declaró nuevamente su intención de que las fuerzas militares colaboraran en la seguridad interna junto con la policía; hecho que preocupa a organismos de derechos humanos y a especialistas.
El mandatario lo expresó con la intención de que las Fuerzas Armadas “se adapten a las amenazas del siglo XXI” en especial en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.
El jefe departamental de policía, comisario inspector Alberto Ventura, opinó para este medio: “…es una solución coyuntural que se repite en el tiempo, siempre que…recrudece la percepción de la seguridad, la solución fácil y obvia parece ser pedir el apoyo de las fuerzas armadas.

¿Cuál es el inconveniente? Las FFAA tienen una preparación y un equipamiento diferente a las policías provinciales…En Brasil están militarizadas las favelas y no representa un descenso concreto de la inseguridad, suma desde el momento en que hay más presencia…pero es como si a nosotros (policía) nos mandaran a hacer una función que no es la propia, ayudaríamos hasta cierto punto y hasta cierto punto tendríamos la limitación hasta legal para actuar…sirve pero no es la solución porque el abordaje es distinto y ajena a sus posibilidades…”

Por otro lado, Diego Montón, miembro de la Unión de los Sin Tierra (UST) en Lavalle opinó: “para nosotros es una clara intencionalidad de Macri de generar una idea de un enemigo interno entorno a criminalizar y perseguir la protesta social…si uno analiza la excusa que han usado y compara con otros países donde se ha planteado esta especie de guerra contra el narcotráfico, está claro en ninguno de esos casos donde se ha hecho se ha logrado disminuir el narcotráfico sino que se ha profundizado y se ha llegado a niveles de violencia mayores. Creemos que no es algo que pueda definir el presidente de la Nación sino en todo caso el Congreso”

La medida ha puesto en alerta a los organismos de derechos humanos por el temor de que el uso militar sea contra la protesta social. Por su parte, el comisario Ventura descartó que las fuerzas militares puedan ser utilizadas para reprimir en ese sentido al aseverar: “…bajo ningún punto de vista pienso que esa sea la idea, no porque ya tenemos muy tristes antecedentes en cuanto a eso…cuando vos ponés un recurso que no está preparado y con un marco legal inadecuado…hay conflicto”

Sin embargo, algo que resulta llamativo es que sin que haya habido algún episodio relevante vinculado al narcotráfico o al terrorismo, en este momento de tanta sensibilidad social por la situación económica, el presidente apunte a este tipo de medidas.

Sobre eso, Montón asegura: “para nosotros está claro que se vienen tiempos muy duros, el esquema económico del gobierno ha sido un fracaso para el desarrollo nacional…se viene un proceso de ajuste muy duro y por la situación en la que están muchos argentinos va a haber mucha protesta, va a haber movilización y el Ejecutivo se está preparando para reprimir esa movilización. No va a ser posible cumplir las demandas del FMI sin represión por la memoria de nuestro pueblo”.

Las relaciones que no se solucionan con más uniformados

Por último, a ambos entrevistados se les consultó con respecto a los dichos del jefe de policía bonaerense, Fabián Perroni, quien dio a entender que el aumento de la pobreza que se está viviendo aumenta la delincuencia.
Sobre esto Ventura opinó: “es totalmente certero, si bien la delincuencia tiene factores multicausales, uno que es obvio es que el desmejoramiento de la situación económica obviamente recrudece la delincuencia. Porque lamentablemente es un hecho estadísticamente demostrado, cuando la situación económica del país mejora, empiezan a existir cierto tipo de delito, y cuando empeora empiezan a haber más delitos contra la propiedad.

En Lavalle tiene una problemática delictual muy particular, acá los hechos delictuales que más recrudecen cuando la situación económica empeora, son los delitos contra la propiedad sobre todo rurales”.

Montón por su parte dijo: “lamentablemente van de la mano (mayor pobreza y más delincuencia), la situación en Lavalle está muy dura, muchas familias que ya no están pudiendo comer todos los días. Eso hace que una parte más sensible sea más propensa al delito por la desesperación, esto no significa estigmatizar ni criminalizar la pobreza en sí mismo, porque los principales delitos tienen que ver con la fuga de capitales. Pero está claro que al aumentarse el desempleo aumenta el delito, por lo tanto, si hacemos una lectura inversa, la mejor forma de combatir la delincuencia es generar trabajo”.


Comentarios

Mas Noticias