Despertador Online

de

del

Tierra Dentro


7 junio, 2018

La Mesa Caprina se reunió en Lavalle

  •   Por Juan Burba

           

La Unidad Ejecutora Provincial (UEP) de las llamadas Leyes Caprina y Ovina es una mesa en la que confluyen representantes de los y las productoras y las instituciones públicas que trabajan con el sector, como la Dirección de Ganadería de la Provincia, el INTA, el SENASA y la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF). La UEP se reúne de manera rotativa en distintos puntos de la provincia y con una frecuencia mensual. Esta semana fue el turno de Lavalle, donde se juntaron casi 40 representantes de estos diferentes sectores.

Oscar Bernard, coordinador de las Leyes Caprina y Ovina en Mendoza, conversó en una entrevista radial con el programa “Con los Pies en la Tierra” de la 89.1. Consultado sobre el funcionamiento de la UEP, Bernard explicó “realizamos la evaluación de proyectos y necesidades que nos traen los productores  … si se necesita mejorar la cantidad o calidad de los animales, las aguadas u otras instalaciones, la infraestructura en general, se coordina para recibir los proyectos, que se elevan a la Nación y luego reciben su financiamiento”.

Los representantes de los productores (en su mayoría varones) son elegidos por las organizaciones del sector: “tratamos de que sea una representación lo más amplia posible dentro del sector” informó el coordinador, donde se trabaja con un titular y un suplente. La representación lavallina está ejercida por la Asociación Ganadera de Lavalle.

 Ajuste caprino

Así como instituciones que trabajan con pequeños productores (INTA, SENASA, SAF) han sufrido un recorte presupuestario y despidos que han dejado sin asistencia a gran parte de territorios campesinos a nivel nacional, la Ley Caprina no es la excepción: “con la reducción presupuestaria que ha tenido la Ley Caprina hemos recibido nada más que 1 millón 300 mil pesos este año, y con eso hemos podido, solamente, pagar proyectos adeudados del año pasado” afirmó Bernard, y continuó: “la mala noticia es que para el 2018 la Ley Caprina no tiene fondos”. Con respecto a cómo salvar esta situación, contó la estrategia: “por eso lo que estamos haciendo es afianzar la Ley Ovina, que sí tiene fondos, y estamos tratando de buscar proyectos de pequeños productores que tengan ovejas”.

La Comisión Asesora Técnica (CAT) es la mesa que gestiona la Ley Caprina a nivel nacional, donde se discuten los fondos y se decide el reparto de la torta, se resuelve qué presupuesto le toca a cada provincia, en ella participan las provincias caprineras y ovineras. En la reunión de la CAT realizada a principios de este año no se citó a los Coordinadores Provinciales (Bernard en el caso de Mendoza) sino sólo a las instituciones y un productor por provincia. “En esa reunión se discutió y se peleó a muerte, pero ya venía el presupuesto recortado, por más que levantáramos la mano y pataleáramos no había mucho para hacer, lamentablemente el presupuesto venía recortado y no tuvimos la posibilidad de discutirlo” afirmó Bernard en la entrevista radial. “La mesa sigue trabajando a pesar de la situación descripta y se ha decidido seguir presentado ideas, se hace lo que se puede dentro del presupuesto que hay” dijo, describiendo el esfuerzo para que la máquina no pare: “muchos productores son mixtos, tienen cabras, y algunas vacas y ovejas, entonces tratamos en lo posible de justificar cualquier proyecto a través de los ovinos que tengan, tenemos que rebuscarnos con los pocos fondos que hay” confirmó el coordinador caprino.

Buscando alternativas

Hacemos otras cosas con respecto a actividades más técnicas, donde nos vinculamos con otros técnicos para trabajar sobre demandas concretas” afirmó Bernard. Particularmente en Lavalle “hemos coordinado para hacer algunos trabajos con el tema pasturas, sabemos que se puede ampliar la capacidad forrajera de los productores”. En este aspecto, la UEP Caprina, en conjunto con la Unión de Trabajadores y Trabajadoras Rurales Sin Tierra (UST), está trabajando sobre la idea de realizar ensayos de pasturas autóctonas para aumentar la capacidad de pastoreo de los campos del secano. Por ahora “no hay posibilidad de financiamiento, pero sí de capacitaciones y experiencias a campo, siempre buscándole la vuelta en pos de ayudar al productor” concluyó. Al finalizar la reunión de la UEP, los y las presentes realizaron una recorrida por una serie de ensayos demostrativos de pasturas  que se encuentran en el Consejo Asesor Apícola.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias