Despertador Online

de

del

Titulos


31 julio, 2018

Bomberos voluntarios de Lavalle: recortes y demoras de parte del Estado Nacional

  •   Por Juan Burba

           

Los cuerpos de bomberos voluntarios en Argentina dependen financieramente de diferentes instancias estatales: nacional, provincial y municipal. El monto más suculento suele ingresar por la Nación y proviene de una Ley que dicta que un porcentaje de las pólizas de seguros automotores, que recaudan las aseguradoras, debe destinarse a estos cuerpos de bomberos voluntarios de todo el país.

En el caso de la provincia de Mendoza, existe una ley provincial de financiamiento para los bomberos, que no se cumple, a excepción de algunos litros de combustible por mes (en el caso de Lavalle son 600 litros). En el caso de nuestro departamento se destina un porcentaje de las tasas municipales que también nutren ese fondo. También se realizan campañas de socios y rifas que organizan los propios bomberos para recaudar algunos fondos extra. Pero, como decíamos, el grueso lo provee el financiamiento nacional y de complicarse este, se ve afectado el normal funcionamiento de esta importante institución de servicio en nuestras comunidades.

A nivel nacional existen alrededor de mil cuarteles, de los cuales 800 reciben estos fondos. Son más de 45.000 personas, entre directivos y bomberos, que no perciben ningún sueldo, y todos los recursos son para sostener al sistema nacional de bomberos voluntarios y la atención de más del 80% de llamados de emergencia que se desarrollan en todo el territorio nacional, según datos del Consejo de Federaciones de Bomberos Voluntarios de la República Argentina.

Para conocer la situación lavallina al respecto hablamos con Ricardo Tamarit, presidente de los Bomberos Voluntarios de Lavalle. Nos informaba que actualmente el Cuerpo Activo está compuesto por 35 bomberos y bomberas voluntarixs y la Comisión Directiva la integran 13 personas. El cuartel funciona las 24 horas del día, los 365 días del año. Tamarit explicaba que “para vestir a un bombero con el equipo certificado más barato que hay en el mercado tenemos que pensar en 70 u 80 mil pesos” y consultado sobre otros gastos expresó “el principal rubro es equipamiento”. Nos explicaba sobre como vienen utilizando los recursos: “el año pasado la prioridad fue el parque automotor y logramos este objetivo: de tener un camión y una camioneta pasamos a tener 3 camiones y 2 camionetas en muy buen estado y este año la idea era equipar esos vehículos y a la gente, pero en este momento los bomberos están trabajando con lo que tienen y con lo que pueden, y eso será hasta que lleguen los fondos”

Y es que el Estado Nacional no deposita esos dineros y ha dispuesto un recorte para los mismos: “el más importante de nuestras fuentes de financiamiento es la nacional, el año pasado logramos que nos paguen los 2 subsidios juntos (2016 y 2017) lo que significó un poco más de 1 millón 700 mil pesos, que fue con lo que pudimos comprar las nuevas camionetas, una 4 x 4, para incendios forestales y una camioneta de logística”, informó Tamarit. El de Lavalle es uno de los 7 cuarteles de Mendoza que tiene lo papeles al día y está en condiciones de recibir los subsidios.

Sobre los recursos de este año la situación es compleja, ya que “no se ha pagado todavía el subsidio y encima se ha recortado de lo que se iba a recibir este año, la verdad que nos afecta bastante” se lamentó el presidente de los Bomberxs Voluntarixs de Lavalle. El subsidio de este año será de 1.060.000, pero lo que corresponde según la Ley es de 1.600.000, lo que significa un recorte de más del 30%. Además, el plazo formal para el depósito de estos fondos venció el 30 de junio “y se está reclamando a nivel nacional todos los cuartes del país y estamos a la expectativa de que pasa con eso, no hay una comunicación oficial de cuando llega ese dinero”. Con respecto al funcionamiento del cuartel “nos estamos empezando a quedar sin gran parte del equipamiento que se utiliza a diario y se va desgastando: las mangueras, herramientas de mano, la ropa” dijo resignado Tamarit, y aseguró que si se hubiese cobrado el subsidio en tiempo y forma, que corresponde a principios de año, “el equipamiento nos hubiera costado mucho más barato que si llega ahora, que el dólar se fue a las nubes”.


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias