Despertador Online

de

del

La Región


11 septiembre, 2018

Una actitud solidaria para transformar corazones

  •   Por El Despertador

           

Allí, en la calle Morón de Costa de Araujo, a raíz de la avanzada neoliberal nació hace dos años el merendero Transformando Corazones. Este pequeño lugar congrega a vecinas de la comunidad y militantes de la organización La Cámpora en Lavalle que brindan una copa de leche a más de 50 niños y niñas de la zona.

Según nos cuenta uno de los jóvenes participantes, Transformando Corazones abrió sus puertas ante la necesidad imperiosa de algunas familias de contener, recrear, y hasta de brindarles esa media tarde que ya no le podían dar a sus hijos/as en sus casas debido al creciente desempleo y constante aumento en la tarifas, como también en los alimentos de consumo diario.

Ante tal escenario, Lucas ÁLvarez de La Cámpora en Lavalle relató que aquella necesidad intentó ser canalizada con la apertura de este merendero, brindando distintas actividades recreativas para los más pequeños, y además, “acercando algunos profesionales de la salud para que les realicen los controles de boca sana, colocación de vacunas antigripales o control respiratorios”. También, agregó Álvarez, se realizan charlas de salud sexual reproductiva, y género, entre otras.

Otras de las actividades que se realizaron fue la celebración del día del niño, el festejo de Reyes Magos y entrega de útiles escolares. “Por intermedio de esta nota, queremos hacerle llegar el eterno agradecimiento a todos y todas quienes colaboran para que esto se pueda llevar adelante con enorme resultados positivos, en especial a los comerciantes lavallinos”, agradecen Lucas Álvarez y Melina Sosa.

Transformando Corazones, con errores y aciertos, se fue consolidando todas las semanas en la zona, y así es que hoy articulan también con docentes y estudiantes universitarios bajo los proyectos Mauricio López. El objetivo de este proyecto, que ellos denominaron “Somos la Morón”, es poder reconstruir los lazos sociales en la comunidad, identificando al otro como un par, como un aliado, y no precisamente un enemigo que viene a ocupar su lugar.

El 5 septiembre en la capital mendocina recibieron, lo que llamaron “una enorme caricia al corazón”, el reconocimiento “Santa Madre Teresa de Calcuta” desde Centro de Empleados de Comercio (CEC) por su labor social en la comunidad lavallina.

La tarea ya comenzó: la iniciaron los militantes La Cámpora en Lavalle y las mamás que se preocupan por el presente y futuro de sus hijos. Allí queda mucho por transitar, ellos le llaman la caminata eterna. Se han planteado objetivos cortos, medianos y de largo plazo; entre ellos está la construcción de un salón comunitario donde, de esta forma, podrían funcionar sin tener que pensar en las condiciones climáticas, y guardar todos los materiales y donaciones en un solo lugar, fundamentalmente para dictar diversos talleres y poder ampliar el trabajo social con las familias del lugar.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Get Website Traffic

Relacionadas


Publicidad

Mas Noticias