Despertador Online

 

  de  

 del 

Titulos


31 enero, 2019

Los salarios perdieron 14% frente a la inflación hasta noviembre

  •   Por El Despertador

           

Es el noveno mes consecutivo de pérdida contra la inflación. Es la peor caída interanual del salario real desde la salida de la convertibilidad.

La pérdida de poder adquisitivo de los salarios se agravó otro 0,6% en el mes de noviembre. Fue el noveno mes consecutivo en el que la variación de los índices salariales perdió frente a la inflación. De esta forma, el salario real acumuló una caída del 12% en los primeros once meses del año.

En la comparación con noviembre de 2017, la pérdida del poder adquisitivo de los salarios ascendió al 13,9%, según se desprende de los datos publicados este jueves por el Indec. Cuando se compara la evolución de los salarios en pesos contra el precio de los alimentos, el deterioro de la capacidad de compra de los trabajadores se dispara al 14,5% interanual, es que el índice salarial quedó 20,6 puntos porcentuales detrás del IPC y 21,2 puntos porcentuales detrás de la canasta de alimentos y bebidas no alcohólicas que relevan las estadísticas oficiales.

Es el mayor deterioro del salario real desde la salida de la convertibilidad. El índice de salarios reales en diciembre de 2002 fue 23% menor que el de diciembre de 2001.

“El índice de salarios del total registrado mostró un crecimiento de 2,4% en noviembre de 2018 respecto al mes anterior, como consecuencia del incremento de 2,6% del sector privado registrado y un aumento del 2,0% del sector público. El índice de salarios total verificó un incremento de 2,9% en noviembre de 2018 respecto de octubre de 2018, como consecuencia de la suba de los salarios registrados de 2,4% y de 5,3% en el sector privado no registrado”, precisó el informe oficial.

En consecuencia los salarios nominales subieron 26,6% desde enero y 27,9% en la comparación interanual. Pero estas subas no fueron homogéneas. Por ejemplo, los salarios públicos subieron 27,8% desde noviembre de 2017 y los de los trabajadores en blanco del sector privados, 29,2%. Así, el conjunto de las remuneraciones de los trabajadores en blanco se recompuso 28,7%, siempre en términos nominales.

Sin embargo, contra una inflación del 3,2% en noviembre y un pico de inflación interanual del 48,5%, estos aumentos quedaron más de 20 puntos porcentuales detrás de los precios de la canasta del índice de precios al consumidor (IPC). Por ende, para los trabajadores estatales la caída del poder de compra de sus sueldos fue del 13,9%, mientras que para los trabajadores en blanco del sector privado fue del 13,0%.

Estos datos contrastan con la caída del 9,4% registrada en el salario promedio mediante el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). La diferencia obedece a cuestiones metodológicas. Mientras el SIPA incluye todas las remuneraciones (por ejemplo, las horas extra y los aguinaldos), la metodología del Indec depura los conceptos adicionales del índice salarial.

Si el deterioro fue notorio para los trabajadores en blanco, más acuciante fue para los trabajadores en negro que vieron sus ingresos subir 25% entre noviembre de 2017 e igual mes de 2018. Es decir, que observaron un desplome del 15,8% de su capacidad adquisitiva.

Más preocupante se vuelven los datos si se comparan los salarios con la canasta de alimentos y bebidas sin alcohol, que refleja mejor la capacidad adquisitiva de los salarios más bajos. A noviembre este indicador acumulaba una suba interanual del 49,6%. De esta forma, el poder de compra de los salarios en blanco cayó 14%, mientras que el de los sueldos de los trabajadores en negro perdió 16,5%. Por ende, en el promedio del conjunto de los asalariados, la pérdida fue del 14,5%.

 

Fuente: INDEC y La Política online

  • lacofrut
  • sute
  • Museo Historico

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias