Despertador Online



 

 de  

 del 

Titulos


2 mayo, 2019

Investigan venta ilegal de medicamentos en Costa de Araujo

  •   Por Franco D´Amelio

           

Semanas atrás un medio provincial informó sobre denuncias anónimas de profesionales de PAMI les vendían medicinas gratuitas a sus pacientes jubilados. Según citó el informativo, los afiliados o sus familiares debían abonar sumas entre 150 y 350 pesos sin recibir -lógicamente- ningún tipo de comprobante.

La perversa dinámica podría sintetizarse así: la misma persona que diagnostica es la que vende la medicina, por lo tanto, no es de extrañar que los diagnósticos efectuados bajo esta idea muchas veces hayan sido en base al “stock” de comprimidos existentes y no a las necesidades del paciente.
El Despertador dialogó con Carlos Valcarcel, titular de la obra social en Mendoza quien declaró sobre el tema: “…el jueves de la semana pasada (18/04) inicié una investigación administrativa que está avanzando y no puedo dar más detalles hasta tener confirmados los hechos…probablemente esto va a ameritar una denuncia de tipo penal…”
Al momento de la llamada para la entrevista, el directivo se encontraba en un congreso en Córdoba, pero regresaba al día siguiente a la Provincia. Una vez arribado, el titular de la obra social: “me voy a poner en contacto con la asesoría jurídica de mi unidad para ver cómo hemos avanzado…”

ED: ¿Los médicos están autorizados a comercializar medicamentos sean o no de PAMI?

CV: “La respuesta es no, esto está contemplado en las leyes correspondientes. Los únicos lugares aptos para la venta y comercialización de medicamentos en la Argentina son las farmacias; que tienen que estar habilitadas…Esto es contundente, ninguna persona, sea médico, abogado, o lo que sea está autorizado por la legislación vigente al transporte, comercialización y distribución de medicamentos”
En este punto, remarcó que un tiempo era común la venta de medicamentos de “venta libre” (sin receta) en kioscos y comercios semejantes, pero que las leyes actuales también lo prohíben.

ED: En caso de que el avance de la investigación produzca el apartamiento de médicos, ¿habrá reemplazos para que los ancianos no se queden sin atención?

CV: “Así lo esperamos, pero yo no voy a permitir que a los afiliados de PAMI los atiendan este tipo de personajes. Médicamente quizás no tengan ningún reparo, pero meterle la mano en el bolsillo a un jubilado, hacerlos partícipes de un ilícito, esto yo no lo puedo permitir.

ED: Pero pase lo que pase, los afiliados no se quedarán sin atención, ¿verdad?

CV: “No, porque en Costa de Araujo tenemos tres médicos, y aparentemente, sólo uno de los profesionales sería el que está involucrado en esta maniobra…Cuando los asesores legales me lo indiquen, haremos la denuncia penal si así lo amerita…y será la justicia la que determine qué pasará con estos profesionales…
Valcarcel se comprometió a que de igual manera seguirían habiendo tres médicos en el distrito lavallino y aclaró que “todas las prestaciones de PAMI deben ser gratuitas por estatuto de PAMI”. El funcionario animó a la población a denunciar cualquier tipo de irregularidades en la justicia o bien, ante las autoridades mismas del organismo que dirige; a fin de poder tomar cartas en el asunto.
Otro punto a investigar, es, como citaron los colegas de Mendoza Post, la indudable connivencia de farmacéuticos inescrupulosos que habrían permitido que los médicos compraran medicina a nombre de pacientes para vendérselas a otros.
De ser ciertas las denuncias anónimas, se comprueba la idea popular que las crisis funcionan como una especie de prueba de fuego, donde queda al descubierto cuál es la calidad del corazón humano. En algunos casos, saca las virtudes y hace que brillen como el oro, en otros, que tristemente se consuman como pasto seco en las llamas.

Publicidad


Publicidad

Comentarios

Relacionadas

Mas Noticias


Publicidad

Mas Noticias